La jornada intensiva hace trabajadores más felices y productivos


Las medidas de flexibilidad laboral también benefician las empresas porque reducen el absentismo y mejoran su reputación. En España la jornada intensiva no está muy extendida porque existe una cultura muy arraigada de presencialidad que supone estar en la oficina un número determinado de horas.
.
.
En los meses de verano muchas empresas optan por ofrecer a sus trabajadores la posibilidad de hacer jornada intensiva, habitualmente concentrada de las 8 a las 15 h, una medida más de lo que se conoce como salario emocional. Según un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), seis de cada diez trabajadores escogería una jornada intensiva a la hora de trabajar, y uno de cada tres afirma que no puede conciliar la vida personal con la profesional porque su horario le ocupa todo el día.

Según expertas en recursos humanos de la UOC, es precisamente el poder tener tiempo para la familia y el ocio lo que valoran más los empleados de la jornada intensiva. "Se sienten más felices y satisfechos porque perciben un buen equilibrio entre sus ámbitos vitales", explica Gina Aran, profesora colaboradora del máster de Dirección y Gestión de Recursos Humanos de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC). Por su parte, Eva Rimbau, profesora de los Estudios de Economía y Empresa de la UOC y experta en trabajo flexible, añade que las empresas que aporten este salario emocional a sus profesionales «aumentarán su motivación», con un coste inferior al que supone un "incremento salarial".

El trabajo flexible beneficia no solo a los trabajadores sino también a la propia empresa. Varios estudios constatan que los trabajadores felices rinden más; por lo tanto, la jornada intensiva aumenta, de rebote, la productividad en la empresa. "La gestión del tiempo y la organización de tareas es más eficiente", constata Aran.

La experta también argumenta que la jornada intensiva y, en general, disfrutar de un horario flexible, puede favorecer la "reducción del absentismo y la accidentalidad", y se convertirá en un elemento de marca de empleador (employer branding) para la organización, que la convertirá en más atractiva como destino laboral y tendrá, por lo tanto, mejor reputación.

La cultura de la presencialidad frente a los resultados

Sin embargo, en España la jornada intensiva no está muy extendida porque existe una cultura muy arraigada de presencialidad que supone estar en la oficina un número determinado de horas. "Todavía hay la percepción de que es más productivo trabajar por horas que por objetivos", dice Rimbau. Por eso es necesario que las empresas "instauren una cultura de responsabilidad basada en los resultados y el cumplimiento de objetivos", explica. A pesar de la percepción que se tiene de los compañeros, lo cierto es que el 86% de los españoles y el 73% de los empleados europeos creen que sus vidas podrían mejorar si pudieran trabajar con más flexibilidad.

El teletrabajo también aumenta la productividad de la empresa

Las empresas también se benefician del teletrabajo. Según un estudio sobre la efectividad de esta medida, las compañías «perciben que aumenta la productividad, asegura la retención de los trabajadores, reduce la rotación laboral, refuerza su compromiso con la organización y mejora el rendimiento de las personas», afirma Rimbau. Si además se suma un ahorro de costes de 1.200 € por trabajador al año, todo indica que "el teletrabajo es una tendencia en alza y no hay razones para creer que se estancará".

Las expertas concluyen que la flexibilidad laboral es un factor que influye positivamente en la productividad y en la fidelización del trabajador, pero no es el único. Las políticas de recursos humanos deben orientarse a la conciliación de la vida laboral con la personal, al horario flexible, al reconocimiento del trabajo por parte del jefe, a cierta autonomía, a un buen clima de trabajo, a la posibilidad de formarse y al crecimiento dentro de la empresa. Con estas medidas los trabajadores están más "motivados y serán más productivos", concluye Rimbau.
.
.
.
.
.
ETIQUETASSociedadPsicologíaEconomía

Los bosques más diversos son más resistentes a la sequía


Un trabajo liderado por el CSIC relaciona biodiversidad con la capacidad de afrontar los efectos del cambio climático. En los bosques tropicales, las plantas de una especie sufren más estrés hídrico porque la competencia por el agua es mayor.
.
.
Un trabajo llevado a cabo por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), en colaboración con científicos del Danum Valley Field Centre y el Forest Research Centre (Malasia), así como de la Universidad de Oxford (Reino Unido), muestra que los bosques más diversos son más resistentes al estrés hídrico causado por la sequía. Los resultados del estudio, que relacionan biodiversidad con una mejor capacidad de afrontar los efectos del cambio climático, aparecen publicados en el último número de la revista Nature Ecology & Evolution.

Los científicos han empleado plántulas de árboles tropicales, en mezclas y en monocultivo (de una sola especie), procedentes de Borneo (Malasia), y láminas de plástico para excluir la lluvia y simular eventos de sequía similares a los causados por el fenómeno climático de El Niño. El objetivo era alterar la cantidad de lluvia y, al mismo tiempo, la diversidad de las plántulas para probar la relación entre la diversidad y la sequía.

“Las plántulas respondieron a la sequía severa en todas las situaciones, pero, cuando la diversidad era más alta, se reducía el estrés hídrico en comparación con las plántulas en monocultivo”, explica el investigador del CSIC Michael O’Brien, que trabaja en la Estación Experimental de Zonas Áridas (CSIC).

Dinámica de los bosques tropicales

La menor competencia de las plantas más diversas por el agua permite que se mantenga su crecimiento durante episodios de sequía, mientras que, en el caso de los grupos de la misma especie, la competencia es mayor y, por tanto, el crecimiento se resiente. “La complementariedad entre especies retrasa el punto en el cual el agua se muestra limitante para el crecimiento”, agrega el investigador del CSIC.

Las conclusiones del estudio ahondan en la comprensión de la dinámica de los bosques tropicales. Por un lado, la diversidad promueve la resistencia de las distintas especies de árboles a la sequía, un dato a tener en cuenta cuando las sequías sean más frecuentes según los escenarios de cambio climático previstos para los próximos años. Por otro lado, el hecho de que las plántulas en monocultivo estén más afectadas por la escasez de agua sugiere que la sequía tiene un papel en el mantenimiento de la diversidad en bosques tropicales.

“Hemos demostrado que existe una retroalimentación por la cual la sequía fomenta la diversidad, al tiempo que los bosques más diversos son más resistentes. Las estrategias de gestión y restauración son, por tanto, clave para mejorar la resistencia de los bosques al cambio climático”, concluye O’Brien.
.
.
Referencia | Michael J. O’Brien, Glen Reynolds, Robert Ong y Andy Hector. Resistance of tropical seedlings to drought is mediated by neighborhood diversity. Nature Ecology & Evolution. DOI: 10.1038/s41559-017-0326-0
.
.
.
.
.

Los adultos mayores que combinan varios hábitos saludables utilizan menos los servicios sanitarios


La combinación de 5 a 6 hábitos saludables en personas mayores de 60 años se asocia a una reducción a la mitad del riesgo de utilizar excesivamente algunos servicios sanitarios. Así lo aseguran médicos de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) en un trabajo que se publica en el American Journal of Preventive Medicine.
.
.
La población de edad avanzada ha ido creciendo en los últimos años y son los que más utilizan servicios sanitarios. Se sabe que los hábitos saludables se asocian a disminuciones en el padecimiento de enfermedades y mortalidad, pero no se ha estudiado el impacto combinado de hábitos saludables en la utilización de servicios sanitarios.

En un trabajo reciente, investigadores de la facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), con ayuda del Fondo de Investigación Sanitaria del Instituto de Salud Carlos III y fondos Europeos FEDER/FSE, analizaron el efecto de la combinación de 5 a 6 hábitos saludables en la utilización de varios servicios sanitarios en personas mayores en España.

“Realizar un trabajo como este era potencialmente relevante a priori por varias razones. Primero: la adherencia a los hábitos saludables en las personas mayores es baja. Segundo: mejores estados de salud se han asociado a menores gastos sanitarios. Y tercero: intervenir sobre varios hábitos saludables podría ser más eficaz que sobre hábitos aislados”, afirma José Ramón Banegas, director del trabajo e investigador del departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la UAM.

Los resultados, publicados en el American Journal of Preventive Medicine, mostraron por primera vez que la combinación de 5 a 6 hábitos saludables en los adultos mayores se asocia –independientemente de otros factores sociodemográficos, estilos de vida y enfermedades crónicas– con una disminución a la mitad del riesgo de polifarmacia, visitas frecuentes al médico de atención primaria y hospitalización.

Estudio de hábitos saludables

Entre los años 2008 y 2010, los investigadores reclutaron una cohorte de 2.519 personas mayores de 60 años, basada en el estudio ENRICA (Estudio de Nutrición y Riesgo Cardiovascular en España), representativo de la población mayor española.

Los hábitos saludables estudiados fueron: nunca haber fumado, ser físicamente activo, seguir una dieta mediterránea, dormir 7-8 horas al día, estar sentado menos de 8 horas al día y no vivir solo.

Los participantes fueron seguidos hasta los años 2012-2013 con el objetivo de obtener información sobre la utilización de servicios sanitarios. Los servicios sanitarios por los que se les preguntó fueron: polifarmacia (tomar más de 5 medicamentos al día), visitas frecuentes al médico de atención primaria (1 vez al mes o más), o al especialista (más de 1 vez al año), haber estado hospitalizado al menos 1 vez en el último año.

A excepción de las visitas al especialista, los investigadores observaron una reducción significativa en la utilización de servicios sanitarios con el aumento del número de hábitos saludables.

“Por cada hábito saludable adicional, disminuía un 18% el riesgo de polifarmacia; un 13% el riesgo de acudir frecuentemente a la atención primaria, y un 15% el riesgo de ser hospitalizado al menos una vez al año”, afirma Banegas.

“En otros términos, comparados con los participantes que no cumplían ningún hábito saludable o solo uno, aquellos que cumplían 5 o 6 tuvieron la mitad de riesgo de polifarmacia, de visitas frecuentes a la atención primaria y de hospitalización”, detalla Ana Hernández-Aceituno - primera firmante del trabajo.

De acuerdo con los autores, estos resultados son importantes ya que, por ejemplo, la polifarmacia afecta al 36% de las personas de este estudio y aumenta el riesgo de tomar de manera inadecuada los medicamentos o de tener una menor adherencia al tratamiento.

Asimismo, la disminución de las visitas de atención primaria y las hospitalizaciones asociadas con un estilo de vida saludable podría conducir a una mejor atención debido a la menor carga de trabajo, listas de espera más cortas y una reducción de las complicaciones que conlleva la hospitalización.

Por último, esta información tiene una potencial relevancia clínica y de salud pública en la disminución de los crecientes gastos sanitarios asociados al uso epidémico de los servicios sanitarios en las personas mayores. Por ello, centrar estrategias de salud pública en la promoción de hábitos saludables podría ayudar a reducir los gastos sanitarios evitables o disminuibles asociados a un uso excesivo de los servicios sanitarios.
.
.
Referencia | Hernández-Aceituno A, Pérez-Tasigchana RF, Guallar-Castillón P, López-García E, Rodríguez-Artalejo F, Banegas JR. Combined Healthy Behaviors and Healthcare Services Use in Older Adults. Am J Prev Med. Doi: 10.1016/j.amepre.2017.06.023.
.
.
.
.
.
ETIQUETASSociedadSaludPsicologíaInvestigaciónMedicinaDeporte

Una nueva técnica permite desarrollar dispositivos que generan electricidad a partir del calor corporal

.
Un equipo del CSIC logra un método de fabricación de materiales termoeléctricos baratos, ligeros y resistentes. Esta técnica elabora compuestos de plata y selenio y podría aplicarse a la electrónica portátil personal.
.
.
Un equipo de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha desarrollado una nueva técnica de fabricación de capas delgadas de materiales termoeléctricos relativamente baratos, ligeros, flexibles y resistentes con capacidad de recubrir grandes áreas. Su trabajo experimental, publicado en la revista Advanced Energy Materials, abre la vía al desarrollo de dispositivos que generen electricidad a partir del calor humano para alimentar electrónica portátil personal.

“Se trata de un compuesto de plata y selenio de estructura laminar con alta eficiencia en la conversión del calor en energía eléctrica a temperaturas cercanas al ambiente”, explica la investigadora Marisol Martín González, que lidera el grupo del Instituto de Micro y Nanotecnología del CSIC en Madrid que ha realizado esta investigación.

“Investigaciones en la nanoescala (1 nanómetro es 100.000 veces menor que el diámetro de un cabello humano) permiten concebir dispositivos termo-eléctricos miniaturizados de funcionamiento mucho más eficiente que los actuales y capaces de calentar o enfriar pequeños sistemas sin necesidad de refrigerantes químicos o de compresores que necesitan partes móviles”, argumenta Martín González.

“Imaginemos poder convertir en electricidad el calor residual de calefacción de nuestros hogares, o incluso el de nuestro cuerpo, para alimentar sistemas integrados de bajo consumo sin baterías, concluye.
.
.
Referencia | Jaime Andres Perez-Taborda, Olga Caballero-Calero, Liliana Vera-Londono, Fernando Briones, Marisol Martin-Gonzalez. High Thermoelectric zT in n-type Silver Selenide films at room temperature. Advanced Energy Materials. DOI: 10.1002/aenm.201702024.
.
.
.
.
.
ETIQUETASTecnologíaEnergíaInvestigaciónCSIC

El ritmo de la escritura a mano está presente en los niños desde el primer momento que aprenden a escribir

.
El estudio, realizado con cerca de 300 niños de primaria, demuestra que los dos principios de organización rítmica de la escritura, dilatación e isocronismo, ya están presentes en las primeras producciones escritas de los niños.
.
.

Esta es la principal conclusión que ha descubierto un equipo internacional de investigadores liderado por la Universidad de Milán-Bicocca y con la participación de la Universitat Pompeu Fabra, el Instituto Neurológico Casimiro Mondino y la Universidad de Southampton. El artículo se publicó en la revista Scientific Reports.

Aunque muchos estudios han investigado la geometría y la cinemática de la escritura a mano, se sabe muy poco sobre cómo se desarrollan, a lo largo de los años, dos principios que rigen su organización rítmica: la dilatación y el isocronismo. Este estudio, realizado con cerca de 300 niños de primaria, demuestra que estos dos principios de organización rítmica de la escritura ya están presentes en las primeras producciones escritas de los niños.

Durante la investigación, los 298 niños participantes han escrito diez veces la palabra “burle” (travesuras): de forma natural, más grande, más pequeña, más rápida y más lenta, en letras mayúsculas y en minúsculas. Los niños han escrito la palabra en una tableta digital utilizando un lápiz electrónico. Estas herramientas han permitido registrar las coordenadas de la pista y calcular la geometría y la cinemática del movimiento de la escritura.

Pero, ¿qué son la dilatación y el isocronismo? La dilatación afirma que la relación entre las duraciones de los actos motores individuales que componen un movimiento de escritura permanecen sin cambios aunque el modo en el que se escriba la palabra sea diferente (más grande, más pequeño, más rápido o más lento).

Tomando el ejemplo de la lengua oral: si se pronuncia la palabra “ta-vo-lo” de una forma espontánea y, luego, más lentamente, la duración relativa de las sílabas individuales no varía. Del mismo modo, si se escribe “burle” espontáneamente o más lentamente, la duración para escribir cada letra no varía.

El isocronismo se refiere, en cambio, a la relación proporcional entre la velocidad de ejecución del movimiento y la longitud de su trayectoria. En otras palabras, al hecho de que cuando escribimos tendemos a mantener una duración constante. El ejemplo típico es el de la firma, se escribe siempre a la misma velocidad, independientemente de su tamaño.

El estudio demuestra que los niños siguen estos dos principios desde el primer año de primaria. Por tanto, la adhesión prematura a los principios de dilatación e isocronismo sugiere que una representación interna del ritmo de la escritura ya está presente antes de la edad a la que la escritura se realiza de forma automática. Elena Pagliarini, investigadora del Centro de Cognición y Cerebro (CBC) de la UPF y primera autora del estudio asegura que “aunque la escritura es una adquisición cultural, parece estar condicionada por limitaciones más generales, relacionadas con el calendario de los movimientos".

El hecho de que no haya necesidad de un largo período de aprendizaje en términos de dilatación e isocronismo tiene varias consecuencias en los estudios relacionados con la dislexia y la digrafía. En un estudio previo (https://doi.org/10.1016/j.humov.2015.04.012) realizado por los mismos autores se había demostrado que los niños con dislexia y digrafía no son capaces de satisfacer los dos principios de organización rítmica de la escritura. Esto sugiere que sus dificultades en el uso de la escritura no están relacionadas con el hecho de tener menos tiempo para la "formación" que otros niños.
.
.
Referencia | E. Pagliarini, L. Scocchia, M. Vernice, M. Zoppello, U. Balottin, S. Bouamama, M.T. Guasti e N. Stucchi, Children’s first handwriting productions show a rhythmic structure, Scientific Reports; DOI: 10.1038/s41598-017-05105-6).
.
.
.
.
.
ETIQUETASSociedadEducaciónNeurología

Crece la fiebre por los productos del pasado


Los objetos retro y vintage están en auge porque prometen a los compradores singularidad y satisfacen su nostalgia.
.
.

El pasado vende. Y muy bien. Lo saben las compañías de tecnología, pero también las de otros sectores, que están sacando al mercado productos inspirados en tiempos pretéritos o que están haciendo renacer propuestas retiradas de las estanterías de las tiendas. Es el caso, por ejemplo, de Nintendo, que junto a productos que son el último grito, como la Nintendo Switch, lanzó la Classic Mini, una consola retro para poder volver a experimentar juegos del pasado. Es un producto que la marca ya no comercializa, pero que ha sido todo un éxito. También apelan a la nostalgia y a épocas ya vividas el Nokia 3310, un teléfono mítico que ha sido relanzado, o las cámaras Polaroid, en las que la fotografía queda plasmada en un soporte físico y no es instantánea, sino que hay que esperar unos minutos para obtenerla, como antes.

Junto a estos productos, también están experimentando un éxito considerable ferias y mercados de segunda mano, en los que se venden juguetes de antes, ropa de otras épocas, muebles con historia de generaciones o libros que, a diferencia de los libros electrónicos, se ponen amarillos y toman un aspecto de objeto de culto. Piezas que se rescatan de las buhardillas y se les saca el polvo pasan de ser olvidadas y proscritas a atraer a nuevos compradores. El vintage y el retro están en auge. Aunque son conceptos diferentes, ambos tienen en común la veneración del pasado. El vintage hace referencia a los productos antiguos que se recuperan y vuelven a venderse y a utilizarse, mientras que el retro son objetos nuevos que evocan otras épocas. Tanto unos como otros suscitan bastante interés entre los compradores. Expertos de la UOC explican los factores de esta fiebre por el pasado y los motivos que empujan a las compañías a apostar por ellos.

Para Josep Maria Català, profesor de los Estudios de Economía y Empresa, el auge del retro y el vintageresponde a varios motivos. Uno es la necesidad de volver a poseer físicamente objetos que hoy en día la tecnología ha descorporeizado y enviado a la nube. La necesidad de tocar las páginas de un libro, de colocar la aguja del tocadiscos o de jugar con objetos que puedan apilarse y que se caigan empuja a buscar este tipo de propuestas. "En el mundo digital, la posesión del producto se diluye. El consumidor siente que está perdiendo esta sensación de propiedad", explica Català.

Singularidad y nostalgia

Otro factor es que permiten al nuevo comprador o propietario diferenciarse, sentirse especial por poseer algo único. Francesc Núñez, sociólogo y director del máster universitario de Humanidades: Arte, Literatura y Cultura Contemporáneas de la UOC, asegura: "Este gusto por recuperar pedazos del pasado responde a la necesidad de satisfacer necesidades del presente, como por ejemplo singularizarse". Català coincide con él y, en el mismo sentido, afirma: "Lo que nos ofrecen los productos vintage o retro es, precisamente, diferenciarnos del resto".

Además de la sensación de poseer y la capacidad para hacer sentir único y especial a su comprador, los productos retro y vintage también apelan a las emociones y explotan la nostalgia. Català señala que estos productos "nos hacen revivir tiempos pasados y nos alejan de unos productos muy tecnificados pero un poco deshumanizados". Para Núñez, se asocian "a las emociones que despiertan objetos de nuestro pasado, que apelan al recuerdo y a la nostalgia".

Compradores de todas las edades

El pasado siempre ha sido venerado, pero es ahora cuando hay un mayor auge por todo lo retro y vintage. Núñez lo atribuye al hecho de que el futuro, en un momento de crisis económica, se percibe negativamente. Así, por contraste, el pasado se ve como una época de más prosperidad. "La incertidumbre del futuro, la negación del futuro o la percepción de que el futuro será peor que el presente nos hace recuperar esencias del pasado que nos despiertan esta nostalgia por objetos o por instantes del pasado que consideramos valiosos, estéticamente estimulantes y atractivos por evocadores", explica Núñez.

Los productos del pasado atraen a todo el mundo, a pesar de que en algunas ocasiones sus precios no son aptos para todos los bolsillos; la exclusividad que prometen también se refleja en la cifra que hay que pagar para adquirirlos. "Los compradores de edad más avanzada buscan rememorar los viejos tiempos y volver a tener las mismas sensaciones que cuando eran más jóvenes", explica Català. El profesor de los Estudios de Economía y Empresa añade, sin embargo, que los principales compradores de retro y vintage son los jóvenes: "Las nuevas generaciones ven en estos artículos un producto diferente". Núñez asegura que los compradores de estas propuestas buscan "la singularización", pero también "la seguridad", que se asocia al pasado, en contraposición a la sensación de incertidumbre y vulnerabilidad que suscitan los tiempos que tienen que venir.

Las empresas buscan imagen

Si los clientes del retro y el vintage son bastante transversales, también lo son los sectores en los que se han hecho un lugar: desde la ropa y los libros hasta la telefonía, pasando por los coches, los videojuegos, la música o la decoración. Català puntualiza, sin embargo, que donde hay un mayor incremento es «en los sectores donde la tecnología se ha apropiado más del producto». Es el caso de la literatura, con los libros electrónicos, pero también de la música, con plataformas como Spotify, los juegos de las consolas o los móviles y las cámaras de fotos.

Las marcas que apuestan por productos que evocan el pasado lo hacen por motivos comerciales. Además de los ingresos que les puedan proporcionar y el hecho de satisfacer a compradores exigentes y de alto poder adquisitivo, estas empresas también buscan mejorar su imagen de marca. Català asegura que las compañías buscan "una imagen de exclusividad" y añade que también anhelan diferenciarse de sus competidores: "Empresas que habían sido líderes y mundialmente conocidas, como Polaroid o Nokia, cayeron en la vorágine de las nuevas tecnologías y estuvieron a punto de desaparecer. Recuperar viejos productos que habían tenido unas cifras de ventas altas es una alternativa para poder hacerse un hueco en el mercado".
.
.
.
.
ETIQUETASSociedadConsumoComercioEconomíaTecnología

Los medios tradicionales tienen más influencia en la opinión pública que los digitales


La excepción son los lectores jóvenes, entre los que las cabeceras en línea también son un referente.
.
.

Los españoles consultan las ediciones en línea de diferentes medios de comunicación para seguir la actualidad política, pero, en términos generales, las cabeceras tradicionales tienen más relevancia y son más prescriptoras de opinión que los nuevos digitales. Para los más jóvenes, sin embargo, la credibilidad y la capacidad de generar opinión de los nuevos medios en línea ganan peso y relevancia.

Estas son algunas de las conclusiones de la tesis de la doctora por la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) Sílvia Majó-Vázquez, Las noticias digitales en España: características y efectos de la producción en línea y el consumo, después de analizar los hábitos de 30.000 usuarios españoles. La investigadora ha utilizado datos inéditos y técnicas de análisis de redes, procedentes del ámbito de la física y las matemáticas, para entender la complejidad de los comportamientos de las audiencias de noticias en internet y el impacto que tiene en la agenda pública.

"Vemos que la opinión pública no está fragmentada. La gente que se informa en línea coincide en identificar los temas que son más importantes para mejorar la sociedad. Este trabajo aporta pruebas empíricas que lo demuestran y que, por tanto, contradicen las que sostienen que el hecho de que haya muchos medios digitales provoca la fragmentación de la sociedad", advierte Majó-Vázquez.

El peso de la marca

El estudio concluye que los medios convencionales que tienen edición en línea tienen mejor reputación que los nuevos digitales. Es decir, se reconocen más fácilmente como fuentes de información con autoridad. "Este punto demuestra la importancia del legado de las marcas periodísticas en la red", explica Majó-Vázquez.

Lo que demuestra la tesis de Majó-Vázquez es que, si bien los medios puramente digitales han tenido un gran impacto sobre las dinámicas internas de producción de noticias y de trabajo de los profesionales, no han erosionado la centralidad de los tradicionales en la distribución de información. "Solo existe un pequeño número de nuevos medios o medios puramente digitales —Público, Eldiario— que ocupan las posiciones más altas en el ranking de fuentes de información con más autoridad", apunta la investigadora, que también expresa un matiz: "La excepción es el segmento más joven de población. Entre los jóvenes, los nuevos medios digitales sí que tienen claramente un papel destacado".

Consumidores promiscuos

La investigación confirma que la oferta de medios de comunicación españoles está muy fragmentada. Los medios se resisten a citarse unos a otros y, contra el criterio periodístico, priorizan los intereses y las estrategias de negocio.

La audiencia, sin embargo, se comporta al margen de la estrategia empresarial y salta de un medio a otro. «Consume más medios de comunicación que antes de internet», señala la autora, y añade: "Después de analizar los hábitos de 30.000 usuarios españoles, podemos decir que la organización de noticias que hacen los medios no afecta tanto el consumo como se podría pensar. Los lectores buscan su dieta de noticias y pasan de un medio a otro, y antes, sin internet, no lo hacían".

Consenso sobre los temas de interés

La promiscuidad de los consumidores de información política se combina con la autoridad de los medios tradicionales. Por ello, según la investigación, sigue habiendo consenso sobre los grandes temas que configuran la agenda pública. "Es decir, aunque hay más medios y las dietas informativas son más diversas, los ciudadanos siguen coincidiendo en la definición de los temas más relevantes en el debate público. Y estos temas vienen marcados por la agenda de los medios tradicionales", aclara la investigadora.

Para llegar a esta conclusión también se ha realizado una encuesta a 725 personas, 340 de las cuales han sido monitorizadas durante unos dos meses. Es decir, se ha hecho un seguimiento de su consumo real de noticias en el día a día.

Publicación en diarios especializados

La tesis doctoral de Sílvia Majó-Vázquez, que ahora es investigadora del Reuters Institute for the Study of Journalism de la Universidad de Oxford, se enmarca en el Proyecto Opinionet de la UOC. Este proyecto lo dirige la profesora Ana Sofía Cardenal, de los Estudios de Derecho y Ciencia Política de la UOC y del grupo de investigación GADE, que además ha dirigido la tesis de Majó-Vázquez. En este estudio también ha participado la profesora catalana de la Universidad de Pensilvania Sandra González-Bailón.

El primer capítulo de esta tesis ya ha sido aceptado para su publicación en una de las dos revistas científicas de más prestigio en el ámbito de la comunicación a escala mundial: Journal of Computer-Mediated Communication. Majó-Vázquez aplica ahora la misma metodología para estudiar los comportamientos de las audiencias de noticias en Twitter durante las últimas elecciones en Francia y el Reino Unido.
.
.
.
.
.
ETIQUETASSociedadEducaciónConsumo

Una revisión de 35 estudios muestra los beneficios de los espacios azules para la salud y el bienestar


La exposición a ríos o costas se asocia con un impacto positivo en la salud mental y en la promoción de la actividad física.
.
.

¿Tiene beneficios para la salud la exposición a espacios azules como fuentes, lagos, ríos o mares? Un equipo de ISGlobal, centro impulsado por la Fundación Bancaria ”la Caixa”, ha realizado la primera revisión internacional que existe hasta la fecha de 35 estudios cuantitativos sobre espacios azules y salud. Las conclusiones muestran que la exposición es beneficiosa, en especial para la salud mental y el bienestar, así como para la promoción del ejercicio físico.

La revisión de literatura científica, publicada en la revista International Journal of Hygiene and Environmental Health y que incluye 35 estudios en total, destaca que la evidencia científica hasta el momento indica que los niveles de actividad física aumentan cuando las personas viven cerca de espacios azules. Por otro lado, la revisión también concluye que hay evidencia de los beneficios de los espacios azules para la salud mental, en especial para la reducción del estrés, y el bienestar autopercibido.

La evidencia científica fue menos consistente en cuanto a la asociación entre espacios azules y la salud en general, la reducción de la obesidad y la salud cardiovascular. Las principales limitaciones son que en estos casos existen menos estudios y hay más heterogeneidad en los resultados. La mayoría de los estudios -todos menos cuatro- se realizaron en países de renta alta y la mayoría se centraron en la exposición a espacios azules cerca del lugar de residencia.

Mireia Gascon, investigadora de ISGlobal y primera autora del estudio, explica que “se trata de un tema de estudio emergente, ya que la mayoría de los trabajos se han realizado en los últimos cinco años”. “Las conclusiones sugieren potenciales beneficios de los espacios azules al aire libre para la salud, principalmente con respecto a la salud mental y el bienestar y la promoción de la actividad física”, comenta Gascon.

Por su parte, Mark Nieuwenhuijsen, coordinador del estudio y director de la Iniciativa de Planificación Urbana, Medio Ambiente y Salud de ISGlobal, valora que “aunque los resultados son alentadores, hay relativamente pocos estudios y un alto grado de heterogeneidad en la metodología de las investigaciones, por lo que se necesita realizar más trabajos”. A pesar de estas limitaciones, el investigador destaca que “la evidencia científica actual apoya la promoción y recuperación de espacios azules al aire libre dentro de la planificación urbana como una estrategia interesante para la promoción de la salud y el bienestar”.

ISGlobal participa en el proyecto europeo BlueHealth, que se inició el 2016 para estudiar la relación entre espacios azules y salud. En concreto, el centro impulsa tres estudios: la evaluación de los niveles de actividad física antes y después de las mejoras de accesibilidad al río Besós (Montcada i Reixac); el estudio WOW con trabajadores de oficina en Barcelona; y la restauración de la fuente de Can Moritz de Rubí.
.
.
Referencia | Gascon, M.; Zijlema, W.; Vert, C.; White, M.P.; Nieuwenhuijsen, M.J. Outdoor blue spaces, human health and well-being: A systematic review of quantitative studies. International Journal of Hygiene and Environmental Health 2017.
.
.
.
.
.
ETIQUETASSaludPsicologíaSociedad

Un mundo infernal con cielos de titanio


Utilizando el Very Large Telescope de ESO, un equipo de astrónomos ha detectado, por primera vez, óxido de titanio en la atmósfera de un exoplaneta. Este descubrimiento alrededor del planeta WASP-19b, de tipo júpiter caliente, ha sido posible gracias a las capacidades del instrumento FORS2 y ha proporcionado información sobre la composición química y la estructura de temperatura y presión de la atmósfera de este mundo insólito y muy caliente.
.
Ilustración que muestra al exoplaneta WASP-19b, en cuya atmósfera los astrónomos detectaron óxido de titanio por primera vez. En cantidades lo suficientemente grandes, el óxido de titanio puede impedir que el calor entre o salga de una atmósfera, produciendo una inversión térmica: la temperatura es más alta en la atmósfera superior y más baja en la inferior, lo contrario de lo habitual. Crédito: ESO/M. Kornmesser
.

Un equipo de astrónomos, dirigido por Elyar Sedaghati (un miembro de ESO recién graduado en la Universidad Técnica de Berlín), ha examinado, con un nivel de detalle sin precedentes, la atmósfera del exoplaneta WASP-19b. Este extraordinario planeta tiene aproximadamente la misma masa que Júpiter, pero está tan cerca de su estrella que completa una órbita en sólo 19 horas y se estima que su atmósfera tiene una temperatura de unos 2.000 grados centígrados.

Cuando WASP-19b pasa por delante de su estrella, parte de la luz de la estrella pasa a través de la atmósfera del planeta y deja huellas sutiles en la luz que finalmente llega a la Tierra. Utilizando el instrumento FORS2 del Very Large Telescope, el equipo fue capaz de analizar esta luz y deducir que la atmósfera contenía pequeñas cantidades de óxido de titanio, agua y trazas de sodio, junto con una nube global de fuerte dispersión.

“Detectar estas moléculas, sin embargo, no es tarea sencilla”, explica Elgar Sedaghati, que pasó 2 años como estudiante de ESO para trabajar en este proyecto. “No sólo necesitamos datos de una calidad excepcional, sino que también es necesario realizar un análisis sofisticado. Para llegar a estas conclusiones, utilizamos un algoritmo que explora muchos millones de espectros que abarcan una amplia gama de composiciones químicas, temperaturas y propiedades de la nube”.

En la Tierra es raro ver óxido de titanio. Se sabe que existen en las atmósferas de estrellas frías. En las atmósferas de planetas calientes como WASP-19b actúa como un absorbente del calor. Si está presente en cantidades lo suficientemente grandes, estas moléculas evitan que el calor entre o salga a través de la atmósfera, provocando una inversión térmica, es decir, la temperatura es más alta en la atmósfera superior y más baja en zonas inferiores, lo contrario de lo habitual. El ozono desempeña un papel similar en la atmósfera de la Tierra, donde provoca inversión en la estratosfera.

“La presencia de óxido de titanio en la atmósfera de WASP-19b puede tener efectos importantes en la estructura de la temperatura y la circulación atmosféricas”, explica Ryan MacDonald, otro miembro del equipo y astrónomo en la Universidad de Cambridge, Reino Unido. “Poder examinar exoplanetas con este nivel de detalle es muy emocionante y prometedor”, añade Nikku Madhusudhan, de la Universidad de Cambridge, quien supervisó la interpretación teórica de las observaciones.

Los astrónomos recopilaron observaciones de WASP-19b durante un período de más de un año. Midiendo las variaciones relativas en el radio del planeta en diferentes longitudes de onda de la luz que pasa a través de la atmósfera del exoplaneta, y comparando las observaciones con modelos atmosféricos, pudieron extrapolar diferentes propiedades, tales como el contenido químico de la atmósfera del exoplaneta.

Esta nueva información sobre la presencia de óxidos metálicos como el óxido de titanio y otras sustancias permitirá modelar mejor las atmósferas de los exoplanetas. Mirando hacia el futuro, una vez que los astrónomos puedan observar las atmósferas de planetas posiblemente habitables, los modelos mejorados les darán una idea más completa de cómo interpretar esas observaciones.

“Este importante descubrimiento es el resultado de una remodelación del instrumento FORS2 hecha exactamente con este propósito”, agrega el miembro del equipo Henri Boffin, de ESO, que dirigió el proyecto de remodelación. “Desde entonces, FORS2 se ha convertido en el mejor instrumento para llevar a cabo este tipo de estudio desde tierra”.
.
.
.
.
FUENTE | FUENTE
.
ETIQUETASAstronomíaEuropean Southern ObservatoryESO

El aumento de la temperatura del mar tiene consecuencias duraderas para la biología de los peces


Una subida de 2°C altera la metilación del ADN y la expresión de genes claves para la supervivencia y el desarrollo. Este estudio ofrece una nueva visión sobre las consecuencias del cambio climático en los peces a través de modificaciones epigenéticas en todo el genoma.
.
.

Las temperaturas elevadas asociadas con el calentamiento global pueden resultar en cambios en una variedad de rasgos fenotípicos en los peces. Ahora un estudio liderado por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) muestra, por primera vez en peces, que temperaturas ligeramente elevadas (+2°C) y constantes o cambios de temperatura tras la aclimatación, todas ellas dentro del rango predicho por los últimos modelos de calentamiento global (+2-4°C), resultan en diferencias en la metilación global del ADN y la expresión de genes claves para la supervivencia, desarrollo y crecimiento de los peces. El estudio, cuyo primer autor es la investigadora Dani Anastasiadi, y que se publica en la revista Scientific Reports, contribuye a conocer mejor el futuro impacto del cambio global en los peces a través de modificaciones epigenéticas en todo el genoma.

“La forma en que las señales ambientales son percibidas e integradas en el genoma es todavía poco comprendida y constituye un tema central en el estudio de la biología del desarrollo en un contexto ecológico. En los últimos años se están acumulando evidencias sobre el impacto de los factores ambientales en los mecanismos epigenéticos que regulan directamente la expresión génica y conducen a consecuencias fenotípicas duraderas. También es cada vez más evidente que los cambios epigenéticos contribuyen a la plasticidad fenotípica”, explica el director del estudio, Francesc Piferrer, profesor de investigación del CSIC en el Instituto de Ciencias del Mar.

En animales poiquilotermos acuáticos -como los analizados en el estudio-, la temperatura tiene efectos sobre la metilación global del ADN. La metilación del ADN es un cambio químico singular previo al proceso de silenciación o expresión de un gen. Es un mecanismo de los denominados “epigenéticos”: modulan la expresión de los genes sin modificar su secuencia nucleotídica, y pueden verse influidos por factores ambientales.

Piferrer explica: “Nuestro estudio muestra que temperaturas elevadas y constantes o cambios de temperatura tras la aclimatación, todas ellas dentro del rango predicho por los últimos modelos de calentamiento global (de 2 a 4°C), causan diferencias en la metilación global del ADN y en la expresión de genes relacionados con la respuesta al estrés, el crecimiento de los músculos y con la formación de órganos, entre otros. Todos ellos son esenciales para la supervivencia y el desarrollo”.

“Es importante destacar que estos efectos dependen del estadio de desarrollo del pez, ya que son evidentes en larvas pero no en juveniles. Sin embargo, los efectos en los juveniles también podrían ocurrir con mayores tiempos de exposición o temperaturas más altas”, señala Piferrer.

Tal como defienden los autores, los estudios futuros sobre las posibles consecuencias del cambio climático en los ecosistemas marinos en general, y en los peces en particular, también deberían considerar la existencia de este tipo de alteraciones epigenéticas. Asimismo, “los muestreos de campo para determinar efectos del cambio climático deberían tener en cuenta la existencia de periodos sensibles durante el desarrollo temprano”, concluye Piferrer.
.
.
Referencia | Anastasiadi, D., Díaz, N., Piferrer, F. Small ocean temperature increases elicit stage-dependent changes in DNA methylation and gene expression in a fish, the European sea bass. Scientific Reports. DOI: 10.1038/s41598-017-10861-6
.
.
.
.
.