Los océanos, clave en la lucha contra el cambio climático


Según un estudio publicado recientemente en la revista Science, el 31% del CO2 de origen antropogénico es absorbido por los océanos.
.
.
Entre 1994 y 2007, los océanos capturaron 34 gigatoneladas de dióxido de carbono (CO2), o lo que es lo mismo, 34 miles de millones de toneladas métricas de este gas, lo que supone el 31% de todo el CO2 generado por los humanos en ese periodo de tiempo, según ha publicado el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en un comunicado. El estudio, liderado por el profesor Nicolas Gruber del centro suizo ETH, ha contado con participación española de la mano de Fiz Fernández, investigador del Instituto de Investigaciones Marinas de Vigo, centro adscrito al CSIC.

Parte del CO2 procedente de la explotación de los combustibles fósiles es capturado por los océanos y los ecosistemas terrestres, actuando como sumideros. En el caso de los océanos, estos primero disuelven el gas en la superficie del agua, y luego las corrientes oceánicas y los procesos de mezclado distribuyen el CO2 a las profundidades del océano, donde se acumula.

Para los investigadores del clima, concretar qué porcentaje de CO2 de origen humano absorbe el océano ha sido crucial, ya que, tal y como ha explicado Fiz Fernández “los océanos funcionan como un gran sumidero de CO2”, siendo esenciales para los niveles atmosféricos de este gas, ya que, si los mares no absorbiesen esta cantidad de CO2, el impacto del cambio global sería notablemente mayor.

Aunque la proporción de CO2 absorbido por los océanos se ha mantenido estable durante los últimos 200 años, la cantidad total de gas capturado ha aumentado considerablemente. Esto se debe a que cuanto más CO2 se libera a la atmósfera, mayor es la cantidad que se deposita en los océanos. Según explica Nicholas Gruber, “a lo largo del período examinado, el océano global ha seguido capturando CO2 antropogénico en una proporción que es coherente con el aumento de CO2 atmosférico”.

El papel de los océanos como sumideros de carbono es esencial para frenar el impacto del calentamiento climático. Sin embargo, también conlleva severas consecuencias para los ecosistemas marinos, puesto que, por un lado, el CO2 disuelto acidifica el agua oceánica, lo que tiene graves secuelas para los organismos marinos. Además, el aumento del CO2 absorbido podría llevar a la saturación a los océanos.Los resultados de esta investigación, que han sido publicados recientemente en la revista científica Science, derivan de un proyecto internacional que dio comienzo en el año 2003 y en el que han participado investigadores procedentes de 7 países.
.
.
Referencia | Nicolas Gruber, Dominic Clement, Brendan R. Carter, Richard A. Feely, Steven van Heuven, Mario Hoppema, Masao Ishii, Robert M. Key, Alex Kozyr, Siv K. Lauvset, Claire Lo Monaco, Jeremy T. Mathis, Akihiko Murata, Are Olsen, Fiz F. Perez, Christopher L. Sabine, Toste Tanhua, Rik Wanninkhof. The oceanic sink for anthropogenic CO2 from 1994 to 2007. Science. DOI: 10.1126/science.aau5153
.
.
.
.
.
ETIQUETASOcéanosCambio ClimáticoEcologíaContaminaciónMedio Ambiente

Viaje al Big Bang a través del litio de una estrella de la Vía Láctea


Investigadores del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) y la Universidad de Cambridge detectan litio en una estrella primitiva de nuestra galaxia. Estas observaciones se han realizado con el telescopio VLT en el Observatorio de Paranal, de ESO, en Chile.
.
.
En Astrofísica, cualquier elemento más pesado que el hidrógeno y el helio es considerado un metal y, entre esos metales, podemos encontrar el litio. Un grupo de investigadores ha logrado detectar este metal en una estrella primitiva. Se trata de la estrella enana J0023+0307, descubierta hace un año por el mismo equipo de científicos con el Gran Telescopio Canarias (GTC) y el Telescopio William Herschel (WHT), del Observatorio del Roque de los Muchachos.

Este descubrimiento podría aportar información crucial sobre el proceso de creación de núcleos atómicos (nucleosíntesis) que se produjo tras el Big Bang. “Esta estrella primitiva nos sorprende de nuevo con su alto contenido en litio y su posible relación con el litio primordial del Big Bang”, señala David Aguado, investigador asociado de la Universidad de Cambridge y anteriormente doctorando del IAC/ULL, que lidera este artículo.

Este astro es similar a nuestro Sol, pero con un contenido en metales muy pobre, menor que una millonésima parte de su contenido. Esta composición tan primitiva implica que se trata de un cuerpo celeste originado en los primeros 300 millones de años del Universo, justo después de las supernovas de las primeras estrellas masivas de la nuestra galaxia.

“El contenido en litio de esta primitiva estrella se asemeja al de otras estrellas pobres en metales del halo de nuestra galaxia y definen aproximadamente un valor constante e independiente del contenido en metales de la estrella” explica Jonay González Hernández, investigador Ramón y Cajal del IAC y coautor de este artículo.

El litio, sintetizado durante el Big Bang, es un metal muy frágil que se destruye con facilidad en el interior de las estrellas por las reacciones nucleares a una temperatura de 2.5 millones de grados. Debido a que la base de las atmósferas de estas estrellas pobres en metales no alcanza esa temperatura, el litio permanece en ellas durante prácticamente toda su vida.

J0023+0307 se encuentra aún en la Secuencia Principal, etapa en la que se mantienen las estrellas durante la mayor parte de su vida, y posee una edad prácticamente similar a la del Universo. “Nuestra estrella J0023+0307 retiene esa cantidad constante de litio con un contenido en metales mucho más bajo y, por tanto, se entiende que se formó en una etapa más temprana en la evolución del Universo”, añade Carlos Allende, investigador del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), y otro coautor del artículo.

Instrumentación

Estas mediciones han sido posibles gracias a las observaciones con espectroscopía de alta resolución en el Very Large Telescope (VLT), de 8,2m, situado en el Observatorio de Paranal de ESO en Chile.

El descubrimiento de la estrella se produjo mediante espectroscopía obtenida con los instrumentos ISIS del WHT (de 4,2m de diámetro) y OSIRIS del GTC (de 10,4m de diámetro). Ambos telescopios se sitúan en el Observatorio del Roque de los Muchachos (Garafía, La Palma).

El Gran Telescopio Canarias (GTC) y los Observatorios de Canarias forman parte de la red de Infraestructuras Científicas y Técnicas Singulares (ICTS) de España.
.
.
Referencia | Aguado et al. Back to the lithium plateau with the [Fe/H] < -6 STAR J0023+0307. 2019, ApJL, 874, L21. DOI: 10.3847/2041-8213/ab1076. URL: https://iopscience.iop.org/article/10.3847/2041-8213/ab1076
.
.
.
.
.
.
ETIQUETASAstronomíaTecnología

El entrenamiento musical mejora la capacidad de atención


Los músicos pueden responder y centrarse con mayor rapidez y precisión y filtrar de manera más efectiva los estímulos irrelevantes. Los hallazgos del estudio también demostraron una correlación entre las redes de alerta y orientación en los músicos en relación a los no músicos, lo que posiblemente refleja una relación funcional entre estas redes de atención derivadas de la práctica musical.
.
.
El entrenamiento musical produce mejoras duraderas en un mecanismo cognitivo que ayuda a las personas a estar más atentas y a distraerse menos con estímulos irrelevantes mientras realizan tareas exigentes. Según un estudio publicado en la revista ‘Heliyon’, los músicos demuestran un mayor control ejecutivo de la atención (un componente principal del sistema de atención) que los no músicos. En particular, cuantos más años de entrenamiento tienen los músicos, más eficientemente controlan su atención.

“Investigamos los efectos del entrenamiento musical en los principales componentes del sistema de atención. Nuestros hallazgos demuestran una mayor capacidad de control de la atención inhibitoria en los músicos que en los no músicos. Los músicos profesionales pueden responder y centrarse con mayor rapidez y precisión en lo que es importante para realizar una tarea, y filtrar de manera más efectiva los estímulos incongruentes e irrelevantes que los no músicos. Además, las ventajas se incrementan con los años de capacitación”, explicó el investigador principal, Paulo Barraza, de la Universidad de Chile.

El sistema de atención consta de tres subsistemas que están mediados por redes neuronales anatómicamente distintas: alerta, orientación y redes de control ejecutivo. La función de alerta está asociada con el mantenimiento de los estados de preparación para la acción. La función de orientación está vinculada a la selección de información sensorial y al cambio de enfoque atencional. La función de control ejecutivo está involucrada tanto en la supresión de estímulos irrelevantes y que distraen como en el control de la atención de arriba a abajo. Los hallazgos del estudio también demostraron una correlación entre las redes de alerta y orientación en los músicos en relación a los no músicos, lo que posiblemente refleja una relación funcional entre estas redes de atención derivadas de la práctica musical.

Los investigadores registraron el comportamiento de 18 pianistas profesionales y un grupo combinado de 18 adultos no músicos que participaron en una prueba de redes de atención. El grupo de músicos estaba formado por estudiantes de conservatorio a tiempo completo o graduados de los Conservatorios de la Universidad de Chile, la Universidad Mayor de Chile y la Universidad Austral de Chile, con un promedio de más de 12 años de práctica. Los "no músicos" eran estudiantes universitarios o graduados que no habían recibido clases formales de música y no podían tocar ni leer música.

Los participantes vieron y proporcionaron feedback inmediatamente sobre variaciones de imágenes presentadas rápidamente para probar la eficiencia de su comportamiento reactivo. Las puntuaciones medias de las redes de alerta, orientación y ejecutivas para el grupo de músicos fueron de 43.84 milisegundos (ms), 43.70 ms y 53.83 ms; y de 41.98 ms, 51.56 ms y 87.19 ms, respectivamente para el grupo de no músicos. Las puntuaciones más altas muestran un control de atención inhibitoria menos eficiente.

Habilidades cognitivas extra-musicales

Investigaciones anteriores habían demostrado que el entrenamiento musical sistemático produce cambios en el cerebro que se correlacionan con la mejora de algunas habilidades musicales específicas. Sin embargo, el entrenamiento musical no solo mejora la percepción auditiva musical, sino que también parece tener un impacto en el procesamiento de las habilidades cognitivas extra-musicales (por ejemplo, la memoria de trabajo). Según los investigadores, este es el primer estudio que prueba el efecto del entrenamiento musical en las redes de atención, lo que se suma a investigaciones anteriores sobre el efecto potencial de la práctica musical en el desarrollo de habilidades cognitivas extra-musicales.

“Nuestros hallazgos en torno a la relación entre entrenamiento musical y mejora de las habilidades de atención podrían ser útiles en campos clínicos o educativos, por ejemplo, para fortalecer la capacidad de las personas con TDAH para manejar las distracciones o el desarrollo de programas escolares que fomenten el desarrollo de habilidades cognitivas a través de la práctica musical. Investigaciones longitudinales futuras deberían abordar directamente estas interpretaciones”, señala el investigador David Medina, de la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación.
.
.
.
.
.
ETIQUETASSociedadEducaciónNeurologíaComunicación

El lenguaje da la felicidad


Saber nombrar con precisión lo que sentimos ayuda al cerebro a generar emociones más dosificadas y una respuesta emocional más adaptada.
.
.
Núria Bigas Formatjé | Según el último informe mundial sobre la felicidad, el World Happiness Report 2018, Finlandia es el país más feliz del mundo. En esta lista, España se sitúa en la 36.ª posición. El estudio recoge varios indicadores para "explicar" la felicidad: la renta per cápita, la libertad para poder elegir un estilo de vida, la generosidad o las percepciones sobre la corrupción, etc. La receta de la felicidad es y ha sido uno de los grandes misterios de la humanidad. Más allá de la esperanza de vida o el sistema sanitario, algunos expertos consideran que "el secreto de la felicidad reside en la capacidad que tenemos de expresarla en palabras o, dicho de otro modo, en la habilidad para dar sentido a las emociones por medio del lenguaje", explica Amàlia Creus, profesora de los Estudios de Ciencias de la Información y de la Comunicación de la UOC.

"El habla sirve para expresar nuestra experiencia de vida, las palabras que usamos dan forma a lo que pensamos, sentimos y al contenido de lo que vivimos", explica Francesc Núñez, sociólogo y profesor de los Estudios de Artes y Humanidades de la UOC. "Los humanos poseen la habilidad de poder compartir las emociones por medio del lenguaje y experimentar una gran diversidad", añade Creus. Un estudio de la Universidad de California en Berkeley asegura que existen 27 categorías emocionales, lejos de las 6-8 que diferentes escuelas de la psicología hasta ahora habían afirmado que existían. "Actualmente se habla de muchas emociones, pues esta combinación es la interpretación que elabora el cerebro de lo que es el sentimiento. Sin embargo, existen múltiples factores que intervienen, no solo la parte de la respuesta, sino también la parte social y del contexto cultural, y aquí las combinaciones son muy variadas", afirma Diego Redolar, neurocientífico y profesor de Salud de la UOC.

La granularidad emocional, clave para la felicidad

Algunos expertos afirman que la capacidad para traducir en palabras experiencias emocionales puede ser positiva y generar beneficios personales. Saber distinguir y nombrar con precisión lo que sentimos en un determinado momento, detallarlo y matizarlo más allá de las emociones básicas (bien-mal, triste-feliz, nervioso-tranquilo, etc.) es lo que se conoce como granularidad emocional. "Para una persona con una granularidad alta no es lo mismo sentirse fastidiado que enfadado, indignado o nervioso, es capaz de matizar sus emociones", ejemplifica Creus. "Si las palabras se empobrecen, se empobrece la experiencia del mundo, y al reducir las palabras para definir y matizar la felicidad también se reduce lo que dicen vivir como “felicidad”", explica Núñez, sociólogo de las emociones.

"La granularidad emocional ayuda nuestro cerebro a generar emociones más específicas y dosificadas, lo que resulta en una reacción más adaptada a una situación y a la respuesta emocional que nos provoca", afirma la experta. Así pues, con menos granularidad el individuo consigue menos adaptación emocional. "El tener un lenguaje menos rico para etiquetar las emociones hará que la percepción subjetiva del individuo sea muy distinta a la de otra persona que cuenta con un uso del lenguaje mucho más rico en relación con el etiquetado y la identificación de las emociones", afirma Redolar.

Ampliar el vocabulario puede hacernos más felices

"La granularidad emocional se ha usado como una herramienta terapéutica para mejorar la capacidad de regulación emocional", explica Creus. El proyecto Positive Lexicography recoge una colección de palabras de varios idiomas dedicada a describir sentimientos positivos desde diferentes ópticas culturales. En total se incorporan palabras provenientes de 132 lenguas del mundo que son "intraducibles" y que están relacionadas con el bienestar y las buenas sensaciones. Para el español aparecen empalagar, fiesta, estrenar o gula, entre otras. Según Núñez, depende de la riqueza del lenguaje, de nuestra conversación y de nuestros interlocutores que la felicidad tenga una u otra dimensión, sea más o menos rica.

"El lenguaje nos permite tener nuevos sentimientos, más intensos y refinados, y al hablar de ellos, los transformamos y modulamos", explica el sociólogo, que añade que "el dibujo que creamos de la felicidad, qué decimos y cómo hablamos de ella, condiciona completamente lo que hacemos para conseguirla o lo que decimos que sentimos cuando creemos que la tenemos", concluye.
.
.
.
.
.
ETIQUETASSociedadEducaciónNeurologíaLenguajeComunicación

Un estudio demuestra el nacimiento de nuevas neuronas hasta los 90 años en humanos


Este mecanismo, denominado neurogénesis hipocampal adulta, se encuentra dañado en pacientes con Alzheimer. El estudio demuestra el nacimiento de nuevas neuronas en la región del giro dentado durante toda la vida adulta.
.
.
Un estudio en el que ha participado el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CISC) ha demostrado que una región del cerebro humano, conocida como giro dentado, produce nuevas neuronas hasta la novena década de vida. Este mecanismo, denominado neurogénesis hipocampal adulta, se encuentra dañado en pacientes con enfermedad de Alzheimer. Los resultados del trabajo han sido publicados en la revista Nature Medicine.

“A pesar de producirse una ligera reducción en la cantidad de neuronas generadas durante el envejecimiento, un gran número de estas neuronas se encuentra aún presente en el giro dentado de individuos que no padecen ninguna enfermedad neurológica al menos hasta los 87 años de edad”, explica la coordinadora del estudio María Llorens-Martín, investigadora en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa (centro mixto del CSIC y la Universidad Autónoma de Madrid).

El nacimiento de nuevas neuronas en el cerebro humano adulto posee una gran importancia para la medicina moderna, ya que este tipo especial de neuronas generado en el hipocampo participa en la adquisición de nuevos recuerdos y en el aprendizaje en ratones. Resultados recientes han vuelto a abrir el debate en este campo al no detectar la presencia de estas células en el cerebro humano. Este trabajo analiza en profundidad las causas de la obtención de posibles resultados contradictorios encontrados por distintos grupos de investigación.

El estudio demuestra que los tratamientos químicos a los que es necesario someter las muestras de tejido cerebral humano para su posterior estudio afectan de manera crítica a la detección de la presencia de las neuronas inmaduras. Los investigadores demostraron que, tras someter muestras obtenidas de los mismos sujetos a distintos tratamientos químicos, se observaban números de células muy diferentes. Además, cuando dichos tratamientos eran más agresivos o prolongados en el tiempo, la señal emitida por las nuevas neuronas desaparecía completamente.

“Nuestro trabajo identifica una combinación de métodos que permite visualizar el nacimiento de nuevas neuronas en el giro dentado humano adulto. Esta metodología nos ha permitido conocer, por primera vez, datos únicos acerca de la maduración de las nuevas neuronas generadas en esta región del cerebro. Así, hemos podido estudiar en profundidad las etapas que atraviesan las nuevas neuronas antes de madurar totalmente, qué proteínas sintetizan, y cómo van cambiando de forma y de posición dentro del giro dentado. Ese proceso de maduración comparte varias características con las descritas en otras especies de mamíferos”, añade Llorens-Martín.

Alzheimer

El estudio también analiza de manera comparada el proceso de neurogénesis hipocampal adulta en un grupo de 13 individuos sanos y 45 pacientes de la enfermedad de Alzheimer. Los autores han descubierto que el número de nuevas neuronas disminuye de manera drástica en los estadíos iniciales de la enfermedad para continuar decreciendo progresivamente a medida que avanza la dolencia. Además, estas células encuentran problemas en distintas etapas del proceso madurativo de las neuronas. Como consecuencia de este bloqueo, el número de neuronas generadas que finalmente alcanza la maduración total es mucho menor en estos pacientes.

“Estos hallazgos poseen una gran importancia en el estudio de las enfermedades neurodegenerativas y concretamente en el estudio de la enfermedad de Alzheimer. En este sentido, la detección precoz de una disminución en la generación de nuevas neuronas podría ser un marcador temprano de la enfermedad. Por otra parte, si fuera posible incrementar el nacimiento y maduración de las nuevas neuronas de una manera similar a como se hace en los ratones de laboratorio, podrían abrirse nuevas posibilidades terapéuticas que podrían ser útiles para paliar o ralentizar el avance de esta enfermedad”, concluye la investigadora.

Este estudio es el resultado de la colaboración de investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid, el CSIC, el Centro de Investigación Biomédica en Red en Enfermedades Neurodegenerativas (CIBERNED), la Fundación CIEN y la Universidad Europea de Madrid.
.
.
Referencia | E. P. Moreno-Jiménez*, M. Flor-García*, J. Terreros-Roncal*, A. Rábano, F. Cafini, N. Pallas-Bazarra, J. Ávila and M. Llorens-Martín. Adult hippocampal neurogenesis is abundant in neurologically healthy subjects and drops sharply in patients with Alzheimer’s disease. Nature Medicine. DOI: 10.1038/s41591-019-0375-9
.
.
.
.
.
ETIQUETASNeurologíaInvestigaciónCSIC

¿Cómo alimentar a 9.000 millones de personas en 2050?


Un estudio estima por primera vez las necesidades alimentarias futuras teniendo en cuenta que las personas en promedio se han vuelto más altas y más pesadas y que la población está envejeciendo
.
.
Según WWF, el mayor problema ambiental del mundo es la destrucción de la vida silvestre y el hábitat de las plantas. Una gran parte de la devastación se debe a las demandas de una población humana en constante crecimiento.

Según la comunidad científica, la población mundial podría estabilizarse en unos 9.000 millones en unos pocos años, en comparación con los poco más de 7,6 mil millones de la actualidad.

Pero una persona promedio en el futuro requerirá más comida que hoy. Los cambios en los hábitos alimenticios, el desperdicio de alimentos, el aumento de la altura y la masa corporal y las trasformaciones demográficas son algunas de las razones.

El profesor Daniel B. Müller y sus colegas Felipe Vásquez y Gibran Vita analizaron los cambios poblacionales de 186 países entre 1975 y 2014. "Estudiamos los efectos de dos fenómenos. Uno es que las personas en promedio se han vuelto más altas y más pesadas. El segundo es que la población promedio está envejeciendo", señala Vita.

El primer fenómeno contribuye a una mayor demanda de alimentos. El segundo contrarresta al anterior. Un adulto promedio en 2014 era un 14% más pesado, aproximadamente un 1,3% más alto, un 6,2% más viejo y necesitaba un 6,1% más de energía que en 1975. Los investigadores esperan que esta tendencia continúe en la mayoría de los países.

"Un adulto global promedio consumió 2465 kilocalorías por día en 1975. En 2014, el adulto promedio consumió 2615 kilocalorías", dice Vita.

A nivel mundial, el consumo humano aumentó en un 129% durante este lapso de tiempo. El crecimiento de la población fue responsable del 116%, mientras que el aumento de peso y talla representó el 15%. Las personas mayores necesitan un poco menos de comida, pero el envejecimiento de la población produce solo un 2% menos de consumo.

Grandes diferencias

No obstante, existen considerables diferencias entre países. El aumento de peso por persona de 1975 a 2014 osciló entre el 6 y el 33 por ciento, y el aumento de los requerimientos de energía varió entre el 0,9 y el 16 por ciento.

Una persona promedio de Tonga pesa 93 kilos. Un vietnamita promedio pesa 52 kilos. Esto significa que la gente de Tonga necesita 800 kilocalorías más cada día, según la información de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología recogida por DiCYT.

Algunos países están cambiando rápidamente. En Santa Lucía, en el Caribe, el peso promedio aumentó de 62 kilos en 1975 a 82 kilos 40 años después.

"Los estudios anteriores no habían tenido en cuenta las crecientes demandas de individuos cada vez más grandes y de las sociedades de edad avanzada al calcular las necesidades alimentarias futuras de una población en crecimiento", asegura Vásquez.

La mayoría de los estudios estiman que las necesidades alimentarias de un adulto promedio permanecen constantes a lo largo del tiempo y bastante similares en todas las naciones. Pero no es así.

"Estas suposiciones pueden llevar a errores en la evaluación de cuánta comida realmente necesitaremos para satisfacer la demanda futura", dice Vásquez.

Este estudio proporciona información relevante para la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), que lidera la lucha para garantizar la seguridad alimentaria.
.
.
.
.
.
ETIQUETASAlimentaciónSociedadConsumoEcología

Insomnio, piernas inquietas y terrores nocturnos son los trastornos del sueño más comunes en niños y adolescentes


Aprender a dormir desde niños disminuye el riesgo de sufrir trastornos del sueño en la edad adulta. Explicar las fases del sueño, las consecuencia de no dormir bien o qué es el sueño normal, para que los niños puedan autoevaluar sus sueños, son algunos de los temas tratados en los programas de prevención escolares. Establecer desde la infancia rutinas, ejercicios de relajación o técnicas más específicas como ‘paradas de pensamientos’, previenen los trastornos del sueño en edad adulta.
.
.

Muchos de los trastornos del sueño tienen tratamientos específicos o intervenciones cuyo objetivo es curarlos completamente o minimizar la gravedad de los síntomas. Según expertos de la Cátedra de Investigación del Sueño de la Universidad de Granada-Grupo, si estas intervenciones las aprendiéramos desde pequeños, nos ayudarían a prevenir algunos de los trastornos del sueño más comunes en la edad adulta como el insomnio.

Insomnio, piernas inquietas y terrores nocturnos son los trastornos más frecuentes en la infancia. “Enseñar a los niños a establecer rutinas de higiene de sueño, ejercicios de relajación o técnicas más específicas como ‘paradas de pensamientos’ son temas que se podrían impartir desde las escuelas a través de programas de prevención de trastornos del sueño”, manifiesta el Dr. Alejandro Guillén Riquelme de la Cátedra de Investigación del Sueño de la UGR-Grupo.

“Hay diversas intervenciones estandarizadas que se han aplicado con notable éxito en escolares de Estados Unidos. El objetivo es enseñar a niños y adolescentes la importancia del sueño y el descanso. Una metodología que podría ser extrapolable a las escuelas españolas.”

Estos programas suelen tener módulos iniciales donde, además de presentar la importancia de dormir bien, se explican las distintas fases del sueño y la función específica de reparación que tiene cada una de las fases. Además, se presentan las consecuencias de la falta de sueño con el fin de concienciar sobre su importancia.

Junto a todo ello, se incluye una descripción sobre qué es el sueño normal con el fin de que los alumnos puedan autoevaluar si su sueño tiene notables desviaciones. En algunos casos se abordan y trabajan las ideas irracionales y los mitos que a menudo se tiene sobre el sueño para discutirlos en clase y que los alumnos puedan ver lo que sus compañeros opinan.

Rutinas y hábitos que favorecen (o no) el descanso

A continuación, se realiza una higiene del sueño adaptada, de tal forma que los alumnos aprendan cómo algunos alimentos, las cenas, el deporte, las rutinas, etc., pueden favorecer o dificultar el inicio del sueño o la calidad del mismo. Se dan una lista de cosas a evitar y a seguir. Esta sola intervención es la única en algunos de los programas existentes y resulta una de las más efectivas.

Técnicas de relajación. La respiración

Uno de los puntos estrella en este tipo de intervenciones grupales es la implementación de técnicas de relajación. La relajación de Jacobson o la diafragmática profunda son rápidas, fáciles de aplicar y se pueden realizar en dinámicas divertidas. Además, el incluir relajación con imaginación permite incluir escenas y situaciones que, además de relajar, logren captar la atención de los alumnos.

Técnicas más específicas de intervención del sueño

Por último, en aquellas intervenciones más largas y completas se pueden incluir sesiones de solución de problemas, de parada de pensamientos que producen ansiedad, de intención paradójica para el insomnio o de algunas otras técnicas más específicas para intervenir en el sueño.

La aplicación de estas técnicas va a facilitar un mejor descanso y una disminución de los trastornos del sueño en la edad adulta, con el consiguiente ahorro económico y social, y el malestar que esas personas sufrirían de padecer trastornos del sueño. Así pues, es interesante conocer que existen técnicas para prevenir la aparición de estos problemas en lugar de tratar los que ya han ocurrido, manifiesta el Dr. Guillén Riquelme.

El Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento (CIMCYC) y la nueva Cátedra de Investigación del Sueño de la UGR–Grupo Lo Monaco, puestos en marcha en colaboración con la Universidad de Granada y la compañía líder en descanso, llevan a cabo de manera conjunta investigaciones basadas en el estudio, evaluación, diagnóstico, tratamiento y seguimiento de aspectos relacionados con el sueño. El Laboratorio del Sueño de la Universidad de Granada es el mayor centro de investigación de Europa de estas características.

Gracias a esta colaboración sellada, Lo Monaco participa proporcionando financiación económica y capital humano, destinados a contribuir con las investigaciones que se realicen en el marco de la misma. Además, la empresa dona a la UGR material para su uso en las instalaciones de la Cátedra (el Laboratorio del Sueño de la UGR).

La Cátedra de Investigación del Sueño de la UGR-Grupo Lo Monaco realiza trabajos centrados en el desarrollo de proyectos conjuntos de investigación; financiación de contratos, becas y ayudas a personal investigador y en prácticas; redacción de trabajos de investigación y de tesis doctorales y otras publicaciones; transferencia de resultados de la investigación a la empresa e impulso de la publicación de patentes u organización de cursos, seminarios, conferencias u otras actividades formativas y de divulgación, entre otros.
.
.
.
.
.
ETIQUETASSociedadSaludPsicologíaNeurología

Más del 90% de los niños del mundo respiran aire tóxico a diario


Los niños que han estado expuestos a altos niveles de contaminación del aire corren también más riesgo de contraer afecciones crónicas, como las enfermedades cardiovasculares, en etapas posteriores de su vida.
.
.

Todos los días, cerca del 93% de los niños y niñas del mundo menores de 15 años (es decir, 1.800 millones de niños y niñas) respiran aire tan contaminado que pone en grave peligro su salud y su crecimiento. Desgraciadamente, muchos de ellos acaban falleciendo: de acuerdo con las estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), 600.000 niños murieron en 2016 a causa de infecciones respiratorias agudas de las vías respiratorias bajas causadas por el aire contaminado.

En el nuevo informe de la OMS Contaminación del aire y salud infantil: prescribimos aire limpio se examina el alto costo de la contaminación del aire en el entorno exterior y en los hogares para la salud de los niños y niñas del mundo, sobre todo en los países de ingresos medianos y bajos. El informe se presenta en vísperas de la primera Conferencia Mundial de la OMS sobre Contaminación del Aire y Salud.

De acuerdo con este informe, la exposición al aire contaminado puede dar lugar a que las embarazadas den a luz prematuramente y a que los recién nacidos sean más pequeño y de bajo peso. Además, esta contaminación afecta al desarrollo neurológico y la capacidad cognitiva de los niños y puede causarles asma y cáncer. Los niños que han estado expuestos a altos niveles de contaminación del aire corren también más riesgo de contraer afecciones crónicas, como las enfermedades cardiovasculares, en etapas posteriores de su vida.

El Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS, explica: «El aire contaminado envenena a millones de niños y está arruinando sus vidas. No podemos permitirlo. Todos los niños deberían respirar aire limpio para crecer y desarrollarse plenamente».

Una de las razones por las que los niños sufren más los efectos de la contaminación del aire es que, al respirar más rápido que los adultos, absorben más contaminantes.

Además, viven más cerca del suelo, donde algunos contaminantes alcanzan concentraciones máximas, en un momento en que su cuerpo y su cerebro aún se están desarrollando.

Los recién nacidos y los niños pequeños también son más vulnerables al aire contaminado en los hogares donde se utilizan habitualmente combustibles y tecnologías contaminantes para la cocina, la calefacción y la iluminación domésticas.

De acuerdo con la Dra. María Neira, Directora del Departamento de Salud Pública, Medio Ambiente y Determinantes Sociales de la Salud de la OMS, "la contaminación del aire impide que el niño se desarrolle normalmente y tiene más efectos en su salud que los que sospechábamos. Afortunadamente, disponemos de varias medidas muy sencillas para reducir las emisiones de contaminantes peligrosos".

La Dra. Neira explica que "la OMS está ayudando a aplicar políticas en favor de la salud, como el fomento de la adopción de combustibles y tecnologías no contaminantes para cocinar y calentar los hogares, la promoción de medios de transporte menos contaminantes, la eficiencia energética de las viviendas y la planificación urbana. Estamos preparando el terreno para generar energía con menos emisiones, usar tecnologías industriales más seguras y menos contaminantes y gestionar mejor los desechos urbanos".

Estas son las principales conclusiones del informe:

• La contaminación del aire afecta el desarrollo neurológico, como indican los resultados en las pruebas cognitivas, y dificulta el desarrollo psíquico y motor.
• La contaminación del aire perjudica la función pulmonar de los niños, incluso a niveles bajos de exposición.
• El 93% de los niños del mundo menores de 18 años —entre ellos, 630 millones de niños menores de 5 años y 1800 millones de niños menores de 15 años— están expuestos a niveles de partículas finas del entorno (PM2,5) superiores a los fijados en las directrices sobre la calidad del aire de la OMS.
• En los países de ingresos medianos y bajos de todo el mundo, el 98% de los niños menores de 5 años respiran aire con niveles de PM2,5 superiores a los establecidos en dichas directrices, mientras que ese porcentaje es del 52% en los países de altos ingresos.
• Más del 40% de la población mundial —lo cual incluye a 1000 millones de niños menores de 15 años— está expuesta a niveles elevados de contaminación del aire en su hogar debido, principalmente, al uso de tecnologías y combustibles contaminantes para cocinar.
• En 2016, alrededor de 600 000 niños menores de 15 años fallecieron por la suma de los efectos de la contaminación del aire ambiental y doméstico.
• En conjunto, la contaminación del aire de los hogares ocasionada por los combustibles usados para cocinar y la contaminación del aire del entorno exterior causan más del 50% de las infecciones agudas de las vías respiratorias bajas en los niños menores de 5 años que viven en países de ingresos medianos y bajos.
• La contaminación del aire es una de las principales amenazas para la salud infantil y causa casi 1 de cada 10 defunciones de niños menores de cinco años.

La primera Conferencia Mundial de la OMS sobre la Contaminación del Aire y Salud, que se inaugurará en Ginebra el martes 30 de octubre, brindará la oportunidad de comprometerse a actuar contra este problema a dirigentes mundiales; ministros de salud, energía y medio ambiente; alcaldes; directores de organizaciones intergubernamentales; científicos, y otros interesados. Las medidas que se pueden adoptar contra esta grave amenaza para la salud, que acorta la vida de unos 7 millones de personas cada año, son las siguientes:

• En el sector de la salud: informar y educar a los profesionales sanitarios, ofrecerles recursos y darles voz para formular políticas intersectoriales.
• Aplicar políticas para reducir la contaminación del aire: todos los países deben tratar de cumplir las directrices mundiales de la OMS sobre la calidad del aire para proteger a los niños y mejorar su salud. Con ese fin, los gobiernos deben adoptar varias medidas, entre ellas reducir la excesiva dependencia del conjunto de fuentes energéticas en los combustibles fósiles, invertir en la mejora de la eficiencia energética y facilitar la adopción de fuentes de energía renovables. Además, se pueden eliminar mejor los desechos y reducir su quema en las comunidades para mejorar la salubridad del aire. El uso exclusivo de tecnologías y combustibles no contaminantes para la cocina, la calefacción y la iluminación domésticas puede mejorar drásticamente la calidad del aire dentro de los hogares y en el entorno circundante.
• A fin de reducir la exposición de los niños al aire contaminado, las escuelas y los patios de recreo se deben ubicar lejos de las principales fuentes de contaminación del aire, como las carreteras, las fábricas y las centrales eléctricas.

Campaña «Respira la vida» (BreatheLife) contra la contaminación del aire: el objetivo de esta campaña, una colaboración de la OMS, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y la Coalición Clima y Aire Limpio para Reducir los Contaminantes del Clima de Corta Vida, es concienciar a los gobiernos y las personas e incitarles a actuar contra la contaminación del aires.
.
.
.
.
ETIQUETASSociedadContaminaciónMedio AmbienteSostenibilidadSalud

Un estudio establece las bases neuronales del procesamiento del lenguaje musical en los seres humanos


La línea de investigación que está llevando a cabo Juan Manuel Toro, investigador ICREA del Centro de Cognición y Cerebro del DTIC e investigador principal del proyecto Biological Origins of Linguistic Constraints, gracias a la ayuda del Consejo Europeo de Investigación. El trabajo se ha publicado este mes de junio en la revista Neuropsychologia.
.
.

Conocer cuáles son los componentes inherentes a la especie humana en el procesamiento del lenguaje y de la música, constituye la línea de investigación que está llevando a cabo Juan Manuel Toro, profesor de investigación ICREA del Departamento de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (DTIC) y jefe del Grupo de Investigación en Lenguaje y Cognición Comparada (LCC) en el Centro de Cognición y Cerebro (CBC) de la Universitat Pompeu Fabra (UPF), en el marco de la ayuda starting grant que le otorgó el Consejo Europeo de Investigación para llevar a cabo el proyecto: Biological Origins of Linguistic Constraints (2013).

En música, la armonía trata del estudio de los sonidos que se producen de manera simultánea, es decir, los acordes. En un intervalo armónico, dos sonidos que se escuchan a la vez pueden producir en el oyente dos sensaciones diferentes: consonancia y disonancia. Como explica Juan Manuel Toro, investigador principal del proyecto, "un aspecto muy interesante es que los humanos tendemos a percibir como placenteros los acordes consonantes y como desagradables los disonantes”.

En estudios anteriores este mismo investigador puso de manifiesto que, los seres humanos aprendemos más fácilmente patrones abstractos con la ayuda de acordes consonantes placenteros que con acordes disonantes molestos. Por el contrario, en animales no humanos, se demuestra que la consonancia no tiene ningún efecto en el aprendizaje de patrones abstractos y que ellos aprenden los patrones con la misma facilidad con acordes consonantes y disonantes. Un nuevo estudio liderado por Juan Manuel Toro, hecho conjuntamente con Paola Crespo-Bojorque y Júlia Monte-Ordoño, miembros de su equipo, se acaba de publicar este mes de junio en la revista Neuropsychologia y presenta las bases neuronales de esta diferencia en la percepción de patrones abstractos entre humanos y otros seres vivos no humanos.

En este nuevo estudio, el diseño experimental consistió en presentar a músicos altamente entrenados y a oyentes no entrenados intervalos musicales compuestos por un acorde disonante y acordes disonantes interrumpidos por acordes consonantes. Participaron treinta y dos voluntarios, dieciséis de los cuales fueron músicos experimentados con varios años de entrenamiento musical formal en la música tonal occidental y la otra mitad de los participantes fueron no músicos.

Las respuestas neuronales relacionadas con los estímulos presentados (event related potential, ERP) que los autores registraron a través d’electroencefalografía (EEG) mostraron que los cambios en secuencias consonantes son fácilmente detectados, mientras que los cambios en secuencias disonantes no lo son.

Todavía más, añade Paola Crespo, primera autora del trabajo: “hemos visto que los músicos tienen respuestas más rápidas y más fuertes ante los cambios de consonancia y disonancia que las personas no familiarizadas con la música”, con lo cual se concluye a la luz de estos resultados que, el entrenamiento musical prepara al cerebro para detectar mejor estos cambios. De este modo “nuestro resultados muestran las bases neuronales que subyacen en las ventajas del procesamiento de la consonancia sobre la disonancia en los seres humanos”, explican los investigadores.
.
.
Referencia bibliográfica | Paola Crespo-Bojorque, Júlia Monte-Ordoño, Juan M. Toro (2018), Early neural responses underlie advantages for consonance over dissonance, Neuropsychologia.
https://doi.org/10.1016/j.neuropsychologia.2018.06.005.
.
.
.
.
ETIQUETASPsicologíaNeurologíaComunicaciónLenguaje

El clima y la competencia entre especies limitaron la biodiversidad de mamíferos en la Península Ibérica


La diversidad de mamíferos que habitaban la Península Ibérica hace entre 15 y 2 millones de años ha oscilado con un límite de unas 40 especies. Cuando la diversidad aumentaba demasiado por encima de este límite, el sistema se desequilibraba, se hacía insostenible y muchas especies desaparecían de golpe.
.
.

Una investigación con participación de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha demostrado que la biodiversidad de mamíferos que habitaban la Península Ibérica hace entre 15 y 2 millones de años ha oscilado con un límite de unas 40 especies (en la actualidad, hay unas 20 especies, exceptuando micromamíferos como roedores y murciélagos, que no entran en el análisis). El estudio, publicado en Scientific Reports, concluye que es que esta oscilación se debió tanto a los cambios climáticos, como a la competencia entre especies.

“Las oscilaciones de la biodiversidad fueron bastante bruscas”, señala Soledad Domingo, investigadora del CSIC en la Estación Biológica de Doñana, que ha participado en el estudio, dirigido por Juan López Cantalapiedra, de la Universidad de Alcalá de Henares, y junto a Laura Domingo, de la Universidad Complutense de Madrid y el CSIC. “Cuando la diversidad aumentaba demasiado por encima de este límite, el sistema se desequilibraba, se hacía insostenible, y muchas especies desaparecían de golpe. Con ello la biodiversidad descendía bastante por debajo de esas 40. Pero este límite y esas fluctuaciones han ido cambiando también a lo largo del tiempo, moduladas por complejas interacciones entre diversos factores, como los relacionados con los cambios climáticos y la competencia entre especies”, añade Domingo.

Por ejemplo, en momentos en los que había grandes migraciones de especies desde África o cuando los ecosistemas ibéricos eran más heterogéneos (cuando había praderas alternadas con paisajes más forestales), la Península Ibérica albergó más especies de mamíferos. Por otro lado, cuando los nichos ecológicos estaban más saturados, o durante intervalos en los que los ecosistemas eran muy áridos, el sistema ha tendido a dejar de incorporar especies (ya sea por migración o por aparición local de nuevas especies) o a perderlas más rápidamente (mediante extinciones o migraciones a otras regiones).

En su estudio, los investigadores han analizado información del registro fósil de unas 200 especies de mamíferos que vivieron en la Península Ibérica hace entre 15 y 2 millones de años, un periodo en el que vivieron mastodontes, rinocerontes, jirafas, antílopes y grandes felinos. Analizando esta información han podido reconstruir cómo ha variado la diversidad de mamíferos durante esos 13 millones de años y qué factores la han limitado.
.
.
Referencia | Cantalapiedra J.L., Domingo M.S., Domingo L. Multi-scale interplays of biotic and abiotic drivers shape mammalian sub-continental diversity over millions of years. Scientific Reports. Doi: 10.1038/s41598-018-31699-6
.
.
.
.
.
ETIQUETASEvoluciónPaleontologíaCSICMedio Ambiente