El tiempo que los menores pasan frente a la pantalla influye en sus hábitos alimentarios

.
Un estudio evidencia cómo la exposición a móviles y videojuegos se relaciona con un peor seguimiento de la dieta mediterránea.
.
Photo by Leon Seibert on Unsplash
.
.
El tiempo que los menores españoles emplean en medios de ocio con pantallas -ordenadores, teléfonos móviles, televisión y videojuegos- influye de manera negativa en sus hábitos alimentarios. Esta es la principal conclusión que se desprende de una investigación desarrollada por el grupo EpiPHAAN (Epidemiology, Physical Activity, Accelerometry and Nutrition) de la Universidad de Málaga (UMA) y del Instituto de Investigación Biomédica de Málaga (IBIMA) que constata, además, que el nivel de educación de los progenitores se asocia también con la adherencia a la dieta mediterránea.

Esta investigación se enmarca en el Estudio PASOS –Physical Activity, Sedentarism, lifestyles and Obesity in Spanish youth-, de la Gasol Foundation, que ha analizado a más de 3.800 menores, de entre 8 y 16 años, de 245 colegios de toda España; con el objetivo de evaluar los niveles de actividad física, el sedentarismo, los estilos de vida y la obesidad de jóvenes españoles y sus familias.

13 grupos de investigación diferentes forman parte de PASOS. En concreto, EpiPHAAN se ha encargado de liderarlo en Andalucía, donde se han estudiado a más de 700 menores.

“La dieta mediterránea es una de las más completas, equilibradas y saludables, ya que previene la obesidad y es un seguro de vida frente a las enfermedades cardiovasculares”, explica la investigadora de la Facultad de Ciencias de la Salud de la UMA Julia Wärnberg, autora principal de este trabajo, que ha sido publicado en la revista científica ‘Journal of Clinical Medicine’.

Los resultados de este estudio indican que cuanto mayor es el tiempo que los niños y adolescentes están expuestos a pantallas, menor es el consumo de frutas, verduras, legumbres, pescado y frutos secos, alimentos esenciales de la dieta mediterránea; y más alto el de dulces, golosinas y comida rápida.

Según señalan los expertos, el seguimiento por parte de los menores de una dieta mediterránea es importante para mantener buenos hábitos alimentarios, disminuir la probabilidad de sufrir obesidad infantil y para mejorar su salud en la vida adulta. “Es fundamental promover esta dieta, así como los hábitos de vida relacionados con ella, tales como la actividad física y la reducción de las conductas sedentarias”, advierte la investigadora de la UMA.

Igualmente, los científicos han mostrado en este trabajo que el bajo nivel educativo de los progenitores influye en la adopción de peores estilos de vida de los menores, entre los que se encuentra una mala alimentación, así como un menor conocimiento y conciencia de aspectos nutricionales.

En ‘Screen Time and Parents’ Education Level Are Associated with Poor Adherence to the Mediterranean Diet in Spanish Children and Adolescents: The PASOS Study’ han participado 28 investigadores de PASOS. Los científicos de la UMA Javier Barón, Juan Carlos Benavente y Napoleón Pérez Farinós son otros de los miembros de EpiPHAAN autores del estudio.
.
Trabajo de referencia | Wärnberg J., Pérez-Farinós N., Benavente-Marín JC., y col. (2021) Screen Time and Parents’ Education Level Are Associated with Poor Adherence to the Mediterranean Diet in Spanish Children and Adolescents: The PASOS Study. Journal of Clinical Medicine,10(4):795. https://doi.org/10.3390/jcm10040795
.
.
.
.

Microorganismos ofrecen pistas sobre cómo puede evolucionar la humanidad

.
En la naturaleza se encuentran unos pequeñísimos organismos unicelulares que logran adaptarse a casi cualquier ambiente, por lo que su estudio brinda datos novedosos para la ciencia, la ingeniería, la medicina, entre muchas otras áreas.
.
Myxomycetes / Mixotropic
.
.
Salgamos de la Tierra por un momento. Usemos nuestra imaginación y formemos parte de una misión espacial que colonizará un planeta que se ubica fuera de nuestro sistema solar, dentro de una iniciativa mundial para llevar a la humanidad hasta los confines del espacio y extender nuestra existencia.

Pero para poder llegar a participar en semejante proyecto tuvieron que realizarse un sin fin de investigaciones que permitieran al grupo de colonizadores contar con las estrategias idóneas para adaptarse al entorno que los recibirá; ¿cómo acostumbrarnos al nuevo hábitat? ¿cómo producir alimentos? ¿cómo afecta a la reproducción?

Siguiendo estos ejemplos, podemos plantearnos que una de las condiciones que podríamos identificar como fundamental es que en el planeta destino debería existir agua, pues a partir de la presencia de dicho recurso natural es que la vida como la que conocemos puede germinar y evolucionar.

Las respuestas a este tipo de interrogantes se pueden obtener al analizar el comportamiento de muchas especies presentes en la Tierra, pues así se logra determinar cómo se adaptan y sobreviven en múltiples ambientes con condiciones climáticas diferentes.

Tal es el caso de los myxomycetes, un grupo de microorganismos mejor conocidos como amebas, que han generado gran interés entre la comunidad científica especialmente en aquellos sectores ligados con la ingeniería, la inteligencia artificial, la física, la química y la medicina, entre otros, pues cuentan con características biológicas muy particulares que otros organismos no tienen.

Un vistazo a un mundo en evolución

A pesar de que son microorganismos unicelulares, los myxomycetes tienen la capacidad de formar grandes estructuras que tienen algunas características propias de organismos multicelulares, explicó el Dr. Rojas, de ahí la importancia de su análisis.

“Quienes nos dedicamos a estudiar estos organismos lo que hacemos es descifrar mediante la matemática la forma en que toman decisiones, para posteriormente transformar esa información en algoritmos que puedan ser aplicados en dispositivos, como en vehículos aéreos no tripulados o en robots, para que tomen decisiones de manera correcta por si mismos”, indicó este experto de la UCR.

En el país un grupo de investigadores de la Escuela de Biología de la Universidad de Costa Rica (UCR) se centraron en analizar desde la década de los años 60 la manera en que viven los myxomycetes y desde ahí se ha mantenido una larga tradición de estudio hasta nuestros días.

“Por el momento en Reforesta nos hemos centrado en investigar las señales matemáticas relacionadas con la ecología de estos organismos, para el eventual desarrollo de aplicaciones en el campo de la ingeniera ambiental o la ingeniería ecológica”, comentó el Dr. Rojas.

Sin embargo, el estudio de los myxomycetes podría darnos información con la que logremos unir los eslabones necesarios que permitan a la humanidad trascender sus fronteras.

El Dr. Arturo Estrada Torres, profesor y experto del Centro de Investigación en Ciencias Biológicas de la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UATx), en México, indicó que estos microorganismos forman parte importante en la cadena alimenticia microbiana, pues se alimentan de bacterias, hongos, levaduras y algas, y a su vez son consumidos por insectos, moluscos, ácaros, etc.

“Nuestro interés es poder descifrar y entender las diversas estrategias que han utilizado para enfrentarse a su entorno, alimentarse y reproducirse; prácticamente no han cambiado a través del tiempo y eso es muy interesante para la ciencia”, acotó el Dr. Estrada.

Este especialista añadió que este ICSEM que se realizó en Costa Rica tuvo un valor significativo para los científicos, ya que a la región latinoamericana se le considera como un lugar clave para el mantenimiento de la ecología, los patrones de distribución y las relaciones de parentescos que hay entre los diferentes myxomycetes, “ellos han desarrollado estrategias de adaptación importantes en condiciones que difícilmente se pueden recrear en otras zonas del mundo”, aseveró el Dr. Estrada.

Para aprovechar estas características, la organización del ICSEM incluyó una gira de campo para visitar áreas cercanas a la Sede del Atlántico en donde se pudieran buscar y apreciar a estos microorganismos en su hábitat natural.

Al respecto el Dr. Carlos Lado Rodríguez, jefe del Departamento de Micología del Real Jardín Botánico de España, señaló que en Latinoamérica se encuentran desde selvas y bosques, en donde hay mucha agua, hasta desiertos y salares muy secos en donde logran estudiar a los myxomycetes allí presentes y determinar cómo se las ingenian para sobrevivir en dichos entornos.

“Es esencial para ellos tener agua, pero lo curioso es conocer cómo logran hallarse en zonas desérticas, en donde lo que hacen es colonizar el interior de plantas como los cactus. Existe una gran diversidad morfológica de estos microorganismos, formas, colores y tamaños; son realmente muy llamativos y atractivos, se conocen más de 1 100 especies en todo el mundo y están en todos los ambientes”, mencionó el Dr. Lado.

Finalmente, este científico español recordó que los primeros datos que se han encontrado sobre los myxomycetes son algunas ilustraciones hechas en el siglo XVII, pero es durante la segunda mitad del siglo XIX cuando inician las investigaciones científicas más profundas.

Las claves para poder extender la civilización humana más allá de las estrellas están en la naturaleza de nuestro planeta, sólo es cuestión de luchar para preservarla y continuar investigando sus secretos.
.
.
.
.

Cometa o asteroide: ¿Qué mató a los dinosaurios y de dónde vino?

.
Una nueva teoría explica el posible origen del objeto causante de la extinción masiva que acabó con los dinosaurios. La evidencia encontrada en el cráter Chicxulub sugiere que la roca estaba compuesta de condrita carbonosa.
.
Cometa acercándose hacia la Tierra.
.
.
El objeto causante del cráter Chicxulub, de más de 180 kilómetros de diámetro y 19 de profundidad, situado frente a la costa de México, produjo un devastador impacto que llevó a un final abrupto a los dinosaurios y a casi tres cuartas partes de las especies de plantas y animales que vivían en la Tierra.

El rompecabezas de su origen perdura en la actualidad: ¿dónde se originó el asteroide o cometa y cómo llegó a golpear a la Tierra? Ahora, los investigadores del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian Amir Siraj y Avi Loeb creen tener la respuesta.

En un estudio publicado en ‘Scientific Reports‘, presentan una nueva teoría que podría explicar el origen y el viaje de este objeto catastrófico. Utilizando análisis estadístico y simulaciones gravitacionales, Siraj y Loeb calculan que una fracción significativa de cometas que se originan en la nube de Oort, en el borde del Sistema Solar, puede ser desviada por el campo gravitacional de Júpiter durante su órbita.

"El Sistema Solar actúa como una especie de máquina de pinball", explica Siraj. "Júpiter, el planeta más masivo, impulsa a los cometas entrantes a órbitas que los acercan mucho al sol". Al pasar cerca del Sol, los cometas pueden experimentar poderosas fuerzas que rompen pedazos de roca y, en última instancia, producen “metralla” cometaria.

"En un evento de ‘raspado solar’, la parte del cometa más cercana al Sol siente una atracción gravitacional más fuerte que la parte que está más lejos, lo que resulta en una fuerza de marea a través del objeto", explica Siraj. "Puede romperse en muchos pedazos pequeños y, lo que es más importante, en el viaje de regreso a la nube de Oort, hay una mayor probabilidad de que uno de esos fragmentos golpee la Tierra".

Una composición inusual

La evidencia encontrada en el cráter Chicxulub sugiere que la roca estaba compuesta de condrita carbonosa. La hipótesis de Siraj y Loeb también podría explicar esta composición inusual.

Una teoría habitual sobre el origen de Chicxulub afirma que el objeto se originó en el cinturón principal, que es una población de asteroides entre la órbita de Júpiter y Marte. Sin embargo, las condritas carbonáceas son raras entre los asteroides del cinturón principal, pero posiblemente están muy extendidas entre los cometas de períodos prolongados, lo que proporciona un apoyo adicional a la hipótesis del impacto cometario.

Otros cráteres similares muestran la misma composición. Esto incluye un objeto que golpeó hace unos 2.000 millones de años y dejó el cráter Vredefort en Sudáfrica, que es el cráter confirmado más grande en la historia de la Tierra, o el objeto que produjo el cráter Zhamanshin en Kazajstán, que es el cráter confirmado más grande del último millon de años.

Siraj y Loeb dicen que su hipótesis puede probarse estudiando más a fondo estos cráteres, otros como ellos e incluso los de la superficie de la Luna. Las misiones espaciales de muestreo de cometas también pueden ayudar. "Deberíamos ver fragmentos más pequeños que llegan a la Tierra con mayor frecuencia desde la nube de Oort", dice Loeb. "Espero que podamos probar la teoría teniendo más datos sobre cometas de períodos prolongados, obtener mejores estadísticas y tal vez ver evidencia de algunos fragmentos", concluye.

Loeb asegura que comprender esto no solo es crucial para resolver este misterio de la historia de la Tierra, sino que podría resultar fundamental si un evento similar amenazara al planeta.
.
.
ETIQUETAS • Astronomía
.
.

Carreteras sostenibles: un proyecto universitario combina botellas de plástico con mezcla asfáltica

.
Esta propuesta marcaría un antes para el destino de millones de botellas plásticas, pero además reforzaría la protección del medio ambiente e impulsaría la creación de nuevas fuentes de trabajo.
.
Photo by JOHN TOWNER on Unsplash
.
.
Costa Rica produce alrededor de 550 toneladas de plástico cada día, según datos publicados por el PNUD en el 2019. De dicha cifra, un 80% (440 toneladas) van a parar a las playas, mientras que el 11% (60,5 toneladas) encuentra como destino los botaderos o los espacios abiertos, y apenas el 9% (49,5 toneladas) se recicla. Ante información tan preocupante como la que divulga el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en la Universidad de Costa Rica (UCR) surgen iniciativas que buscan ofrecer soluciones reales y prácticas para encontrar respuestas al problema de contaminación que produce el plástico de un sólo uso.

En la Maestría en Manufactura y Calidad de la Escuela de Ingeniería Industrial (EII) se gesta una propuesta para la producción en planta de la mezcla asfáltica con plástico que se utilizaría en las carreteras. Se trata de la tesis denominada Diseño de la producción de mezclas asfálticas modificadas con residuos plásticos, mediante la metodología IDOV de Seis Sigma, incorporando los lineamientos de economía circular. Este trabajo de posgrado se encuentra en su etapa final de desarrollo y será defendido a finales del presente mes de febrero. Su autor es el Ing. Rafael Ernesto Villegas Villegas y está dirigida por los ingenieros Dr. Roberto Quirós Vargas, catedrático e investigador de la EII, y Dr. José Pablo Aguiar Moya, investigador y docente de la Escuela de Ingeniería Civil (EIC).

Solución innovadora con múltiples beneficios

La idea en la que se basa el proyecto es poder producir en planta mezcla asfáltica modificada con plásticos de desecho, con el objetivo de evitar el daño ambiental que producen y lograr un manejo efectivo para ese tipo de basura sólida. De esta forma el plástico de un solo uso pasaría a tener una utilidad económica, social y ambiental, pues al aplicarse esta propuesta se podría dar una contribución significativa al desarrollo sostenible del país, se realizaría un aporte importante a la economía ya que abriría nuevas oportunidades laborales o fuentes de empleo, y generaría grandes beneficios ambientales. Pero para poder lograr estas metas, el Ing. Rafael Villegas aplicó nuevas técnicas en cuanto a la manufactura de la mezcla asfáltica.

Según explicó Villegas, este diseño de asfalto con residuos plásticos fue elaborado a partir de la metodología IDOV de Seis Sigma, la cual se aplica en la creación de nuevos procesos o productos de los que no se cuenta con ningún dato de medición.

La primera etapa del diseño se centró en analizar el proceso que ya existe e identificar los requerimientos técnicos principales en la producción de la mezcla asfáltica, se estudian los aspectos críticos en cuanto a la calidad y la definición del proceso de acuerdo con el proveedor de los materiales, para conocer detalles sobre los elementos que se incorporan durante la producción y el mismo proceso en sí, y registrar los elementos resultantes. “Esta etapa está impulsada por la necesidad del cliente. La principal preocupación en esta sección es cómo identificar y establecer los requisitos demandados. Para realizar este estudio se analizó la voz del cliente realizando un estudio a 28 profesionales de 12 países diferentes, los cuales laboran en el área de mezclas asfálticas”, manifestó Villegas.

La segunda etapa abarcó el estudio del diseño del proceso de producción de la mezcla asfáltica con el plástico, y establece los indicadores de circularidad del proceso. En esta etapa es importante el aporte del personal de la planta de producción, apuntó Villegas, debido a su experiencia y conocimiento para decidir dónde incorporar el plástico y diseñar el método de dosificación más sencillo y efectivo para cumplir las CTQ (características críticas para la calidad).

En una tercera etapa se analizaron todas las variables de los materiales que se incorporan al proceso de obtención de la mezcla asfáltica, para lograr proponer un sistema de producción modificado que incluya los residuos plásticos. “Los CTQ propuestos para este proyecto fueron contrastados con los requisitos técnicos y las especificaciones, dando como resultado una mezcla asfáltica con residuos plásticos que cumple con los parámetros establecidos para su aceptación a nivel nacional”, aseveró Villegas.

Finalmente, en la cuarta y última etapa se realizó la producción de la mezcla asfáltica con plástico, con el objetivo de obtener datos valiosos. Por ejemplo, las estimaciones en cuanto a la capacidad y los costos de producción. “A pesar de ser un pequeño plan piloto, alcanzó altos estándares de producción”, comentó Villegas. Dentro de esta cuarta etapa es en la que se procedió a construir un tramo de carretera, como prueba y validación del proceso.

El Dr. Roberto Quirós indicó que seleccionaron una parte de la carretera interna que se encuentra en Finca 3, muy cerca del Estadio Ecológico. Allí se construyó un tramo de 33 metros de longitud de dos carriles y para ello se utilizaron 7 000 botellas de plástico de refresco de 600 mililitros cada una. Esta prueba piloto se llevó a cabo a mediados del mes de diciembre pasado y resultó todo un éxito, según afirmó Quirós, “la mezcla que se usó y al que se le incluyó plástico como aditivo, no perdió sus propiedades básicas en su estructura física y su resistencia, por lo que puede cumplir a cabalidad con sus funciones primordiales a la hora de aplicarlo sobre la superficie”, subrayó este investigador.

Aportes al desarrollo sostenible

Este proyecto responde fielmente a los principios que rigen a la economía circular, ya que es una forma de introducir dentro del sistema económico materiales que ya han sido usados y a los que se le están dando una reutilización, con una serie de beneficios para la sociedad y que se apega al desarrollo sostenible. “El concepto de economía circular es muy reciente y consiste en transformar los modelos lineales de la economía hacia nuevas propuestas. La idea es que los materiales se mantengan el mayor tiempo posible dentro de los procesos productivos, para que la extracción o producción de los elementos con los que se crean los diversos productos que usamos las personas sean más eficientes y menos invasivos para el ambiente”, destacó Quirós.

Hay materiales de desecho como el plástico que van a parar a los ríos y de ahí a los mares, agregó Quirós, y como consecuencia tenemos la presencia de microplásticos en los peces, daño a la biodiversidad y agotamiento de los recursos. “Con este proyecto estamos evitando la extracción de materiales que se producen a partir de los combustibles fósiles, acción que genera gases de efecto invernadero que contribuyen al cambio climático”, recalcó Quirós.

Finalmente, este trabajo de investigación está alineado con los esfuerzos que realiza Costa Rica para reducir la contaminación ambiental, el uso de materiales derivados del petróleo y su huella de carbono. "Este es un proyecto de gran impacto nacional e internacional, por la solución a gran escala que ofrece al problema del plástico y pienso que coloca a la UCR como pionera, tanto en el tema ambiental como en el desarrollo e innovación en ciencia y tecnología", sentenció Villegas.
.
.
.
.

La baja diversidad genética de los neandertales pudo ser la principal causa de su extinción

.
¿Qué provocó la desaparición del Homo neanderthalensis, una especie que, aparentemente, tenía tantas capacidades como Homo sapiens? Hay varias teorías que tratan de explicarlo: el clima, la competencia con Homo sapiens, la baja diversidad genética… Un estudio analiza la primera vértebra cervical de varios neandertales y confirma que la diversidad genética de la población era baja, lo que dificultó su capacidad de adaptación a posibles cambios del entorno y, por tanto, su supervivencia.
.
Image by enriquelopezgarre from Pixabay
.
.
En el estudio ha participado el profesor Juan Alberto Sanchis Gimeno, del Departamento de Anatomía y Embriología Humana de la Facultat de Medicina i Odontologia de la Universitat de València; el Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC), y el Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH). Se han analizado tres vértebras del yacimiento de Krapina (Croacia) y revisado el material de otros yacimientos.

Los neandertales habitaron el continente europeo hasta hace apenas 30.000 años y su desaparición continúa siendo un misterio. Para conocer su diversidad genética se ha trabajado descifrando su genoma, pero también analizando diferentes caracteres anatómicos del registro fósil de la especie. “En este estudio nos hemos centrado en las variantes anatómicas de la primera vértebra cervical, conocida como atlas. Las variantes anatómicas de esta vértebra tienen una alta relación con la diversidad genética: cuanto mayor es la prevalencia de este tipo de variantes anatómicas, menor es la diversidad genética poblacional”, explica el investigador del MNCN, Carlos A. Palancar.

En Homo sapiens las variantes anatómicas del atlas han sido ampliamente estudiadas en los últimos años. En el caso de los humanos modernos, el atlas muestra alguna de las distintas variantes anatómicas en casi el 30% de los casos. “Sin embargo, probablemente debido a la mala preservación que tiene esta vértebra cervical y el poco material recuperado en el registro fósil, los atlas de neandertales apenas se han observado bajo esta lupa”, aclara el investigador de la Universidad de Valencia Juan Alberto Sanchis Gimeno.

Recientemente, investigadores del Grupo de Paleonantropología del MNCN determinaron la presencia de diferentes variantes anatómicas en los atlas de los neandertales del yacimiento de El Sidrón (Asturias). Con el objetivo de confirmar la alta prevalencia de las variantes anatómicas de esta especie analizaron exhaustivamente los atlas fósiles de los neandertales del yacimiento de Krapina (Croacia). “Krapina es un yacimiento de alrededor de 130.000 años de antigüedad, frente a los cerca de 50.000 que tiene El Sidrón. Es el yacimiento del que se ha recuperado un mayor número de restos neandertales, lo que lo convierte en una muestra de especial interés en el análisis de la diversidad genética de esta especie ya que potencialmente todos los individuos pertenecían a una misma población”, apunta Daniel García-Martínez, investigador del CENIEH.

El estudio de la anatomía de los tres atlas recuperados en este yacimiento ha revelado la presencia de variantes anatómicas en dos de ellos (66%). Una de ellas, conocida como Unclosed Transverse Foramen, UTF, tiene una prevalencia de tan sólo un 10% en humanos modernos. “Comprobar la presencia de estas variantes anatómicas en Krapina, junto con la revisión de otros atlas presentados a la comunidad científica que hasta ahora no se han analizado bajo esta perspectiva y que arroja datos similares (más del 50%), sugieren que la cantidad de variantes en los neandertales es significativamente mayor que la de humanos actuales”, afirma Palancar.

“Estos datos apoyan la teoría de que su diversidad genética era muy baja y confirma que esta pudo ser una de las causas de su desaparición”, concluye el investigador del MNCN Markus Bastir.
.
.
.
.

El café, gran aliado del tracto digestivo y el cerebro

.
Investigadores de la URJC han realizado una revisión de la literatura científica sobre los efectos de una de las bebidas más consumidas en el mundo y los numerosos beneficios que tiene sobre la salud. El trabajo ha sido portada de 'Nutrients'.
.
.
.
A pesar de que hace unos años el consumo de cafeína se consideraba nocivo para la salud, los números estudios y avances científicos han puesto de manifiesto que el café tostado es una mezcla compleja de miles de compuestos bioactivos con propiedades beneficiosas tanto para el sistema cardiovascular como para el sistema nervioso. Además, se ha observado que actúa sobre el tracto gastrointestinal y el cerebro con múltiples efectos antioxidantes o antiinflamatorios, entre otros.

El equipo de investigación del grupo NeuGut de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), en colaboración con científicos del Food Bioscience Group del Instituto de Investigación en Ciencias de la Alimentación (CIAL-CSIC-UAM), ha realizado una revisión sobre los estudios llevados a cabo en relación a los efectos que produce el consumo de café sobre el eje intestino-cerebro. Este trabajo ha sido portada en la prestigiosa revista científica Nutrients y la imagen resume los efectos que los principales componentes del café pueden producir en el eje intestino-cerebro: “En el intestino pueden favorecer la motilidad y proteger la mucosa y en el cerebro pueden mejorar el apetito y disminuir el riesgo de diferentes enfermedades neurológicas y trastornos mentales”, explican los investigadores.

Efectos protectores sobre algunos tipos de cáncer y sobre la función motora gastrointestinal

En la revisión de la literatura científica realizada en este trabajo se ha observado que existen múltiples estudios epidemiológicos que han abordado los efectos del consumo de café asociados al menor riesgo de padecer algunos tipos de cáncer como el hígado o el de mama. Sin embargo, respecto a la influencia sobre la función motora gastrointestinal del consumo de café, el equipo de investigación ha concluido que apenas se ha estudiado en comparación con otros sistemas como el cardiovascular o nervioso central.

“El conocimiento acumulado hasta ahora sobre los efectos del café y de sus compuestos específicos en el tracto gastrointestinal en su conjunto o en su diferentes órganos, así como los mecanismos específicos de acción que se ejercen sobre los diferentes tipos de células presentes en la pared intestinal a lo largo de todo el sistema, es sorprendentemente escaso, a pesar de que el tracto gastrointestinal es el primer sistema corporal que entra en contacto con el café ingerido”, subrayan los investigadores.

Los estudios que se han llevado a cabo han revelado que tanto el café como sus subproductos y sus componentes proporcionan efectos beneficiosos sobre la permeabilidad de la mucosa gastrointestinal y sobre los mecanismos neurales de la pared intestinal responsables de su función motora, así como en el eje cerebro-intestino.

En este sentido, este trabajo señala que se hacen necesarios más estudios para comprender los mecanismos de acción de ciertas propiedades promotoras de la salud del café en el tracto gastrointestinal con el objetivo de transferir este conocimiento a la industria, para que desarrolle alimentos funcionales que mejoren la salud del eje cerebro-intestino.
.
.
ETIQUETAS • Alimentación, Salud, Consumo
.
.

Así se diversificaron los cactus en el lugar más seco del mundo

.
Un equipo internacional de biólogos investigó las relaciones de parentesco entre las especies de cactus columnares del género Eulychnia, endémicos de los desiertos de Chile y Perú, estableciendo el tiempo y las posibles causas de su diversificación.
.
Photo by Tom Gainor on Unsplash
.
.
En un reciente estudio publicado en el 'American Journal of Botany', un equipo internacional de biólogos investigó las relaciones de parentesco entre las especies de cactus columnares del género Eulychnia, endémicos de los desiertos de Chile y Perú, estableciendo el tiempo y las posibles causas de su diversificación.

La investigación fue liderada por Felix F. Merklinger, del Nees Institute for Biodiversity of Plants, University of Bonn (Alemania), y contó con la participación de Mónica Arakaki, investigadora del Museo de Historia Natural y docente de la Facultad de Ciencias Biológicas de la UNMSM.

La investigación parte de la premisa de que las Cactaceae (cactus) son una familia de plantas restringidas casi en su totalidad a América y que se diversificaron reciente y rápidamente con la apertura de ambientes áridos. El género Eulychnia cuenta con ocho especies reconocidas, distribuidas en el desierto de Atacama al norte de Chile, el lugar más seco del planeta, y en el sur de Perú, ambos separados geográficamente por cerca de 1.000 kilómetros.

Para investigar la historia biogeográfica de este género y su diversificación, estimando el tiempo en el que se separó de su género hermano Austrocactus y su relación con el inicio de la aridez del desierto de Atacama; los investigadores desarrollaron una filogenia bien resuelta de Eulychnia esclareciendo los procesos de diversificación dentro del género.

A través de un amplio muestreo en el campo y el empleo de técnicas de secuenciación de segunda generación, se determinó que la escisión de Austrocactus se produjo a finales del Mioceno, y Eulychnia se diversificó durante el Cuaternario temprano.

Se obtuvieron tres linajes: Eulychnia ritteri de Perú es hermana de todas las especies chilenas, que a su vez se dividen en dos clados o grupos hermanos de cuatro y tres especies respectivamente. El grupo A, conformado por E. breviflora, E. iquiquensis, E. taltalensis y E. barquitensis; y el grupo B, por E. acida, E. vallenarensis y E. castanea. La diversificación en los grupos chilenos comenzó a principios del Pleistoceno, y la separación de E. ritteri peruana se dio en el Pleistoceno medio y superior.

El estudio concluyó que la diversificación de Eulychnia durante el Pleistoceno coincide con largos períodos de hiperaridez alternados con fases pluviales en el desierto de Atacama. La hiperaridez provocó la fragmentación del hábitat lo que finalmente llevó a la generación de nuevas especies, causando posiblemente la separación de la E. ritteri peruana de los congéneres chilenos.

Los otros miembros del equipo de investigación pertenecen también al Nees Institute for Biodiversity of Plants, University of Bonn, Alemania, y son: Tim Böhnert, Maximilian Weigend, Dietmar Quandt, quien, además, pertenece al Leibniz Institute of Plant Genetics and Crop Plant Research, y Federico Luebert, quien también es miembro del Departamento de Silvicultura y Conservación de la Naturaleza de la Universidad de Chile.
.
Trabajo de referencia | Merklinger, F. F., Böhnert, T., Arakaki, M., Weigend, M., Quandt, D., y Luebert, F. (2021). Quaternary diversification of a columnar cactus in the driest place on earth. American Journal of Botany 108(2): 184– 199. DOI: https://doi.org/10.1002/ajb2.1608.
.
.
.
.

Surgen más de 700.000 nuevos usuarios de bicicleta en España durante la pandemia

.
Los nuevos usuarios de la bicicleta se reparten de forma más homogénea en ciudades grandes y pequeñas, mientras que los nuevos usuarios del patinete se concentran en las grandes ciudades. Además, el estudio revela un potencial de 2 millones de posibles nuevos usuarios de bicicleta y de 1,5 millones de posibles nuevos usuarios de patinete para el próximo año.
.
Photo by phyoe min on Unsplash
.
.
Durante la pandemia de la Covid-19 y en ese contexto específico de baja movilidad, más de 700.000 personas de toda España se han incorporado al uso de la bicicleta y más de 370.000 personas se han iniciado con el patinete. En total, a lo largo del último año, más de un millón de personas del país han apostado por el cambio de hábitos hacia medios de movilidad sostenibles e individuales. Este es uno de los grandes resultados del estudio “La bicicleta y el patinete en tiempos de pandemia en las zonas urbanas españolas, realizado por la Red de Ciudades por la Bicicleta (RCxB), a través de GESOP, y presentado hoy en el Congreso Nacional de Medio Ambiente (CONAMA), celebrado en IFEMA (Madrid).

La presentación del estudio ha ido a cargo del presidente de la Red de Ciudades por la Bicicleta (RCxB) y vicepresidente de Movilidad, Transporte y Sostenibilidad del AMB, Antoni Poveda, y la directora de GESOP, Àngels Pont. El acto también ha contado con la participación del Director del Observatorio Nacional de Seguridad Vial de la DGT, Álvaro Gómez.

Entre los objetivos del estudio, en el que se han realizado 1.500 encuestas telefónicas durante el mes de abril del 2021, estaban analizar el cambio de movilidad durante la pandemia hacia medios más sostenibles (específicamente, hacia la bicicleta y el patinete), conocer el perfil de los nuevos usuarios y averiguar las expectativas de su uso en futuro cercano. Entre otros, también, se buscaba conocer los tipos de uso que se da a cada vehículo y saber cómo valoran los usuarios las infraestructuras existentes.

“El estudio nos ha revelado que, en un marco general de baja movilidad a consecuencia de la pandemia causada por la Covid-19, muchas personas se han acercado al uso de la bicicleta y el patinete, especialmente en las grandes ciudades. Han surgido miles de nuevos usuarios. Otros se lo han planteado y muchos piensan que lo utilizaran en el futuro. En este sentido, también hemos descubierto que tenemos más de 2 millones de futuros usuarios potenciales”, explica, a grandes rasgos, el presidente de la RCxB y vicepresidente de Movilidad, Transporte y Sostenibilidad del AMB, Antoni Poveda, apuntando a las grandes posibilidades de crecimiento que tiene actualmente la bicicleta.

“Estos resultados que hoy presentamos nos confirman que, todas administraciones, instituciones y asociaciones, con consenso e independientemente del color político, debemos seguir mejorando e incrementando las políticas a favor de la bicicleta, para convertirla en un verdadero medio de transporte diario. Ante el crecimiento de su uso, es nuestra obligación seguir mejorando y ampliando infraestructuras y servicios. Era una necesidad ya anterior a la pandemia y ésta solo ha hecho que acelerarla y ratificarla. Tenemos que mejorar los servicios e infraestructuras. Favorecerá a los usuarios habituales y facilitará su uso entre los nuevos usuarios y, sobre todo, entre los potenciales”, ha añadido Poveda.

Se reduce la brecha de género entre los ciclistas

Por otro lado, el estudio concluye que en este último año las personas que se han incorporado al uso de la bicicleta durante la pandemia han contribuido a reducir la brecha de género entre las ciclistas. Se ha pasado de un 63% de usuarios hombres a un 60,1% y de un 37% de usuarias mujeres a un casi 40%. Por otro lado, el estudio apunta que no parece existir brecha de género entre las personas usuarias de patinete, aunque durante la pandemia el uso del patinete ha crecido entre las mujeres.

La bici tiene un uso homogéneo en todo el país, mientras que el patinete se concentra en las grandes ciudades

Otra de las grandes conclusiones del estudio realizado por la RCxB y GESOP es que los usuarios de la bicicleta se reparten de forma más homogénea en todo el país, tanto en ciudades grandes como pequeñas, mientras que los usuarios del patinete se concentran mayoritariamente en las grandes ciudades, y todavía más entre los que se han incorporado más recientemente.

Más del 80% de los nuevos usuarios de patinete se concentran en las ciudades de más de 100.000 habitantes. Concretamente, el 36,9% de los nuevos usuarios de patinete se encuentran el ciudades de 100.000 a 500.000 habitantes, y el 43,6% de los nuevos usuarios se concentran en ciudades de más de 500.000 habitantes.

La bicicleta destaca por sus múltiples usos y el patinete, más ligado a la movilidad obligada

Según la encuesta, los usuarios de la bicicleta asignan a este medio de transporte más usos que al patinete. Un 25% de los usuarios de bicicleta la han utilizado para ir a trabajar o al centro de estudios. Esta cifra baja al 22,4% en el caso de los nuevos usuarios de bicicleta. Por otro lado, un 34,3% de los usuarios de la bicicleta indican que la usan regularmente para hacer desplazamientos cotidianos. No obstante, la mitad o más de los ciclistas dicen utilizar la bicicleta para pasear (50,6%) o hacer deporte (55,6%).

En cambio, el uso del patinete está más ligado a la movilidad obligada. En general, un 29,8% de los usuarios que han utilizado el patinete durante la pandemia lo han hecho para ir a trabajar o al centro de estudios. En el caso de los nuevos usuarios, esta cifra asciende al 34,3%. A parte, un 58,4% de los usuarios de patinete indica que lo utilizan para hacer desplazamientos cotidianos. En el caso de los nuevos usuarios, esta cifra supone el 46,7%. Finalmente, un 29,6% de los usuarios de patinete lo usan para ir a pasear. Siendo esta cifra el 18,2% en el caso de los nuevos usuarios.

Cambios de hábitos durante la pandemia, la bici y el patinete ganan terreno a otros medios de transporte

El estudio de la RCxB y GESOP también ha analizado qué medios de transporte han sido sustituidos por la bicicleta y el patinete. En primer lugar del ranking, la bicicleta ha sustituido al vehículo privado motorizado. Un 31,2% de los nuevos usuarios han cambiado el vehículo motorizado por la bicicleta. Además, en segundo lugar también se destaca que un 41,5% de los nuevos usuarios de bicicleta han cambiado el caminar por el ir en bicicleta.

En el caso del patinete, éste ha sustituido, en primer lugar, a caminar, y, en segundo lugar, al uso del transporte público. Concretamente, el 33,9% de los nuevos usuarios del patinete lo han cambiado por caminar. Y el 40,2% han optado por el patinete frente al transporte público.

Infraestructuras más preparadas para las bicicletas, y en las grandes ciudades

Según los datos del estudio, en las grandes ciudades se considera que las infraestructuras están más preparadas, especialmente para las bicicletas. En las ciudades de más de 500.000 habitantes, un 70,5% de los usuarios consideran que están muy o bastante preparadas. En el caso de las ciudades de 100.000 a 500.000 habitantes, un 54,1% de los usuarios lo consideran. En el resto de ciudades de menor tamaño, esta opinión favorable se queda en menos del 50% de los entrevistados.

A diferencia de la bicicleta, las infraestructuras se perciben menos preparadas para los patinetes. En general, un 40% de los usuarios de patinete indica que las infraestructuras están muy o bastante bien para el patinete, frente al casi 60% restante que indica que están poco o nada bien.

Usuarios potenciales: 2 nuevos millones posibles usuarios de bici y 1,5 millones de patinetes

Según el estudio y las entrevistas realizadas, se concluye que hay más de 2 millones de personas se plantean utilizar la bici a lo largo del próximo año y casi 1 millón y medio se plantea el uso del patinete. De los más de 20 millones de personas que hay en España entre 16 y 65 años, más de 2,3 millones (10,9%) se plantean utilizar la bicicleta el próximo año. Y cerca de 1,4 millones (7%), se plantean optar por el patinete.

Estos potenciales usuarios se concentran, sobre todo, en las ciudades de más de 100.000 habitantes. Por comunidades autónomas, Madrid, Cataluña, Comunidad Valenciana y Andalucía son las comunidades donde la bicicleta y el patinete despiertan mayor interés.

Y a la pregunta sobre si la bicicleta y el patinete han llegado para quedarse, la respuesta es un sí contundente. En el caso de la bicicleta, un 79,5% confirma que seguro, y un 17,5% dice que probablemente. En el caso del patinete, un 72,7% expone que seguro, y un 24,1% indica que probablemente.
.
ETIQUETAS • Sociedad, Medio Ambiente, Covid-19, .....
.
.

60 años del descubrimiento del ARN mensajero

.
El hallazgo se describió en dos trabajos publicados en Nature un 13 de mayo de 1961. El estudio de esta molécula biológica es crucial para entender todas las formas de vida y desarrollar nuevos tratamientos para diferentes enfermedades.
.
El estudio del ARN mensajero, crucial para entender las formas de vida y desarrollar tratamientos para enfermedades.
.
.
Bruno Geller | Agencia CyTA-Leloir......
.
Hace 60 años, un 13 de mayo de 1961, una intensa saga de experimentos e imaginación culminó en la publicación de dos emblemáticos artículos que describían el descubrimiento del ARN mensajero, molécula intermediaria entre el ADN y la síntesis de proteínas.

Los artículos se publicaron en la revista “Nature”. Uno se titulaba “un intermediario inestable que lleva información de los genes a los ribosomas para la síntesis de proteínas” y fue realizado por Sydney Brenner (premio Nobel de Medicina 2002), François Jacob (premio Novel de Medicina 1965) y Matthew Meselson. El otro trabajo fue liderado por James Dewey Watson (premio Nobel de Medicina 1962), uno de los investigadores que revelaron la estructura en doble hélice del ADN.

“Comprender la biogénesis, regulación y función de las diversas moléculas de ARN es crucial para entender todas las formas de vida. De hecho, la primera molécula pre-biótica fue ARN. En particular, el llamado ARN mensajero funciona como intermediario entre el ADN –en donde se almacena la información genética- y su producto final, las proteínas”, explica Graciela L. Boccaccio, jefa del Laboratorio de Biología Celular del ARN de la Fundación Instituto Leloir (FIL) e investigadora del CONICET. Y agrega: “La historia del descubrimiento del ARN mensajero es compleja, y en sus inicios involucró más imaginación que trabajo de mesada, incluyendo el aporte de científicos de otras áreas, como fue el caso de George Gamow, que era cosmólogo y tenía ideas muy inspiradoras”.

ARN y COVID-19

“En la década del 50 se discutía y fantaseaba sobre la naturaleza bioquímica del ‘mensajero’, en varios artículos más recordados por los historiadores que por los biólogos moleculares actuales. Hoy en día, que se habla tan frecuentemente de virus a ARN, como el COVID-19, y de vacunas a ARN para controlarlo, es interesante saber que el ARN mensajero fue justamente identificado en un virus!!!”, destaca Boccaccio, una de las coordinadoras del Club del ARN de Buenos Aires que cuenta con el aval de la RNA Society, una entidad internacional sin fines de lucro dedicada a fomentar la investigación y la educación en el campo de la química y biología del ARN.

“60 años después de la publicación de los dos trabajos publicados en Nature, un total de 60 microgramos de esta molécula tan esquiva se administra en dos dosis y constituye una de las herramientas fundamentales con las que cuenta la humanidad para defenderse de otro ARN encapsulado que ha paralizado al mundo”, afirma Juan Pablo Tosar, investigador del Instituto Pasteur Montevideo, en Uruguay.

Algunas vacunas que se están aplicando para enfrentar la actual pandemia por COVID-19 contienen ARN mensajero con información para que las células de las personas vacunadas “fabriquen” proteínas específicas del nuevo coronavirus (llamadas spike). De este modo el sistema inmune reconoce esos antígenos y produce anticuerpos neutralizantes que brindan protección ante una eventual infección.

“Desde la identificación de las primeras moléculas de ARN mensajeros que tuvo lugar en sistemas experimentales sumamente sencillos, el enorme conocimiento acumulado en las décadas posteriores por grupos de trabajo en el mundo entero nos permite hoy entender y combatir virus altamente patogénicos, como el que causa COVID-19”, concluye Boccaccio, también profesora de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA.
.
FUENTE • Agencia CyTA-Leloir.....
.
ETIQUETAS • Genética, Investigación.....
.
.

Ideas para futuras misiones de la NASA en busca de civilizaciones extraterrestres

.
Un investigador del Instituto de Astrofísica Canarias (IAC) lidera un trabajo con propuestas de “tecnomarcadores” -evidencias del uso de tecnología o actividad industrial en otras partes del Universo- para futuras misiones de la NASA.
.
Recreación artística de un hipotético exoplaneta con luces artificiales en el lado nocturno.
Crédito: Rafael Luis Méndez Peña/Sciworthy.com.
.
.
En el artículo se presentan varias ideas sobre los tecnomarcadores que indicarían la existencia de civilizaciones extraterrestres, desde las más mundanas, como podrían ser la presencia de contaminantes industriales en una atmósfera o enormes enjambres de satélites, hasta hipotéticas obras de megaingeniería espacial, como escudos de calor para combatir el cambio climático o esferas de Dyson para un aprovechamiento óptimo de la luz estelar. Algunas propuestas miran muy lejos en el espacio, hacia los confines de nuestra galaxia e incluso más allá, mientras que otras se fijan en nuestro propio sistema solar para considerar la posibilidad de sondas que hubieran sido enviadas en un pasado remoto. También se incluye en el estudio un nuevo formalismo para clasificar los tecnomarcadores en función de su “huella cósmica”, es decir, cuánto de visibles son a grandes distancias.

“No tenemos ni idea de si la inteligencia es algo muy común en el Universo o si, por el contrario, es extremadamente infrecuente”, señala Héctor Socas, investigador del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), director del Museo de la Ciencia y el Cosmos, de Museos de Tenerife, y primer autor del artículo. “Así que no podemos saber si estas búsquedas tienen alguna probabilidad de éxito. No queda más remedio que buscar y ver qué encontramos, porque las implicaciones serían tremendas”.

“La búsqueda de tecnomarcadores se apoya en la tecnología que tenemos hoy en la Tierra y sus posibles extensiones futuras", apunta Jacob Haqq-Misra, coautor del artículo y coordinador de la organización de TechnoClimes 2020. "Esto no significa necesariamente que cualquier tecnología extraterrestre sea como la nuestra, pero imaginar extensiones plausibles de nuestra tecnología es un punto de partida para pensar en búsquedas astronómicas que sean realizables”.

Búsqueda de tecnomarcadores

En 1993, la NASA terminó de forma abrupta su incipiente programa de SETI, o búsqueda de inteligencia extraterrestre, cuando apenas acababa de empezar. Se trataba de dos ambiciosos proyectos complementarios, uno usando el radiotelescopio gigante de Arecibo, en Puerto Rico, y el otro con las antenas de la Deep Space Network, en California. Ahora, casi treinta años después, las cosas han cambiado y la agencia quiere reanudar los esfuerzos de búsqueda.

Durante la pasada década se han producido grandes avances en instrumentación astronómica que han llevado a una revolución en la ciencia para descubrir y estudiar exoplanetas. Los nuevos telescopios y los proyectos de misiones espaciales futuras permitirán, por primera vez, buscar los llamados biomarcadores, evidencias de vida en otros planetas. Muchos expertos consideran plausible que en los próximos años podamos asistir al descubrimiento de vida extraterrestre, aunque lo esperable es que se trate de formas de vida muy simples.

Dados los avances tecnológicos presentes y futuros, existen nuevas oportunidades para buscar tecnomarcadores. Por ello, la NASA ha decidido volver a involucrarse en la búsqueda de inteligencia extraterrestre, aprovechando las posibilidades de los nuevos observatorios espaciales actuales o previsibles en el futuro.

Estos temas, entre otros, estaban en la agenda de la reunión TechnoClimes 2020 patrocinada por la NASA en el Blue Marble Space Institute of Science (Seattle, EEUU). Con científicos de todo el mundo, tenía entre sus objetivos proponer a la agencia espacial nuevos desarrollos que permitan hacer avances futuros.

Finalmente, debido a la situación de pandemia por la COVID-19, la reunión se celebró de forma virtual, por videoconferencia. En ella participaron 53 investigadores de diferentes disciplinas y procedentes de 13 países diferentes para debatir diversos aspectos sobre la búsqueda de otras especies inteligentes.
.
Trabajo de referencia | Héctor Socas-Navarro, Jacob Haqq-Misra, Jason T. Wright et al. “Concepts for future missions to search for technosignatures”, Acta Astronautica, 2021: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S009457652100103X.
.
.
ETIQUETAS • Astronomía
.
.